Bolsa de Empresas, no de Talento

Ahora está de moda en las empresas y sus departamentos de recursos humanos hablar de TALENTO.

Todas las empresas, como es lógico, quieren atraer el mejor talento que les aporte el mayor valor posible (y si es posible pagando lo menos posible, aunque esta es otra historia).

En este artículo no voy a dar mi opinión sobre el posicionamiento de las empresas sobre el talento.

Voy a dar una idea de lo que pueden hacer las empresas para atraer ese talento.

Crear una bolsa de empresas en la que se publiciten para que ese talento las elija como empresas a trabajar.

No me refiero a publicar ofertas de trabajo, que es lo que se ha hecho siempre y se sigue haciendo hoy en día.

Estoy planteando que las empresas se publiciten y que sea el talento el que decida con quien quiere trabajar.

El fundador de una gran empresa cuyos nombres (ni el del fundador ni el de la empresa) no recuerdo decía algo así (cito de memoria, así que no exacta):

Cuando encuentro a alguien con TALENTO le contrato y luego pienso en el trabajo que pueda realizar en mi empresa.

Si realmente lo que buscan es talento, lo importante es tenerlo en la empresa porque sea la que sea la labor que realice, lo hará aportando valor.

No es importante ni preocupante por si aplican personas que no te encajan.

Si, como empresa, te publicitas, expones tu cultura, tu salario económico por rango, tu salario emocional, tus proyectos, el talento que quiera trabajar contigo lo hará porque sabe que puede aportar valor.

Empresas Transparentes

Esta bolsa de empresas se basa en un principio muy simple, que es ser transparente.

¿Que las empresas sean transparentes es una utopía?  Posiblemente sí.

Tienen que ser transparentes para sus trabajadores y, además, hacia el exterior ¿sino cómo va a saber el talento externo si quiere trabajar en esa empresa?

Es un cambio de paradigma que tienen que hacer.

Un cambio enorme después de 150 de oscurantismo empresarial dictado por el modelo racional.

Este es el motivo de que las nuevas empresas que se están creando en las últimas dos décadas se estén llevando una gran parte de ese talento que les gustaría tener a las empresas más antiguas y grandes.

Si realmente estas empresas quieren tener el mejor talento deben ofrecerse a este para que el talento les seleccione.

Tres Tipos de Trabajadores

En uno de los artículos que Borja Prieto publicó en su blog Desencadenado (uno de los mejores blogs que he conocido) hablaba de que ahora hay tres tipos de trabajadores.

Por una parte están los Mercaderes, que son los que deciden crear una empresa.

Luego están los Mercenarios, que son los que van de una empresa a otra ofreciéndose al mejor postor.  Estos aportan mucho valor añadido.  Son el TALENTO.

Y por último están los Siervos, que son los que hacen trabajos de poco valor añadido y que su mayor aportación de valor es tener un sueldo bajo.

Son los mercenarios los que tienen el talento que aporta valor añadido.  Y estos mercenarios, como su nombre indica, irán realizando proyectos en empresas y luego se irán a otras.

Se irán o bien por dinero o porque les ofrecen un proyecto que les interesa más.

Ser la Empresa Elegida

¿Cómo ser la opción elegida por el talento?

Dándoles a conocer cómo eres como empresa y que puedan compararte con otras.

¿Te asusta?  Seguro que sí.  Pero ten en cuenta que si eres transparente te verás obligada a ser mejor empresa.

Porque no podrás mentir.

Tienes que tener un comportamiento coherente entre lo que dices y lo que haces para generar confianza.

Existen plataformas en las que los trabajadores hablan de las empresas en las que trabajan.

Deja a tus trabajadores que publiquen con total libertad y enlázalo desde la web de tu empresa y en tus redes sociales.

Esta es la manera en la que tienes de dar a conocer el salario emocional que hay en tu empresa, no con futbolines ni videoconsolas.

Publica proyectos reales en los que estás trabajando ahora para captar la atención del talento.

El talento funciona como los mercenarios, trabajando con el que mejor pague (en dinero y en calidad de trabajo/vida)

Conclusión

Tener TALENTO en tu empresa es un resultado, no un objetivo.

Es el resultado de cómo decidas capturar y retener ese talento.

A las empresas grandes seguramente les cueste más ser transparentes por el tiempo que necesitan para hacer cambios.

Es otra ventaja que tienen las PYMES.  La velocidad de los cambios.

No prepares un puesto de trabajo y busques «talento» para realizarlo.

Busca talento y prepárale un puesto de trabajo. 

 

Un saludo y ¡qué tengas una fantástica semana!

Luis

 

Photo by Taylor Grote on Unsplash


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora