18/04/2017 by Luis Lorenzo

El Mundo Cambia con tu Comportamiento, No con tu Opinión

Seguro que tú también has oído a muchos empresarios y dueños de negocios quejarse de la situación actual de que la gente, los clientes, no se gastan dinero.  Que no compran o que cada vez compran menos.

Claman al cielo para que la gente consuma más de sus productos o servicios.

Incluso firman manifiestos con “las soluciones” a los problemas del pequeño comercio, de las PYMEs, de los emprendedores…

Hablan, hablan y hablan sobre cómo resolver la situación.

Exponen ideas y soluciones “geniales” que enderezarían la coyuntura.

Soluciones que, paradójicamente, pasan por que otros hagan cosas para solucionar el problema del que se quejan.

Pero pasa algo anecdótico y es que estas mismas personas que se quejan de que el mercado está parado, ellos mismos tampoco se mueven.

Cada vez compran menos a sus proveedores, cada vez contratan menos servicios, cada vez… gastan menos.

Quieren tener el dinero parado a buen recaudo en su cuenta del banco (y hacer el negocio a los banqueros).

Si tú eres de los que piensan así, puedo adivinar lo que estás reflexionando y es que si cada vez tienes menos ingresos, tienes que reducir los gastos.   Y sí, estas en lo cierto.

Pero no creo que esa sea la razón principal.

Creo que la razón principal es que se dejan llevar por la inercia de la mentalidad pesimista que domina actualmente la sociedad occidental.

A mi modo de ver, la razón principal de su situación es que no se mueven.

Quieren que las cosas vuelvan a ser como antes, que se generaba mucho dinero con “poco esfuerzo”.  Quieren volver a las circunstancias que provocaron la realidad actual.

Mahatma Gandi tiene una frase que sí es una solución a estos problemas.

 

Nuestro Comportamiento

Así que si queremos que la situación cambie, los primeros que tenemos que cambiar somos nosotros.

Tenemos que ser el cambio que queremos ver en el mundo.

Si queremos tener más ingresos en nuestra empresa o pequeño negocio debemos hacer que se mueva el dinero.

Nosotros podemos empezar a mover una parte del nuestro y fomentar la cultura del movimiento del dinero.

Cuando el dinero se mueve todos ganamos, porque con una misma partida de dinero, varias personas pueden adquirir productos y servicios cuando pasa de mano en mano.

Pero si ese dinero se queda paralizado en un bolsillo, no gana nadie.

Así que para lograr algún cambio debemos ser nosotros los primeros que hagamos ese cambio y así servir de ejemplo para todos los demás, sobre todo para nuestra red de contactos.

Debemos ser los primeros en cambiar nuestra filosofía y empezar a dar ejemplo.

Gandi demostró estar en lo cierto.

 

Destripando el Comportamiento

La manera en que nos comportamos es un cúmulo de todas nuestras experiencias, de nuestra mentalidad, de nuestro carácter.

El comportamiento es lo que hacemos, no lo que decimos. ¿Cuánta gente te has encontrado que dice una cosa y hace otra completamente distinta?

Tenemos una concepción desvirtuada de nosotros mismos.  ¿Conoces este refrán?

Dime de lo que presumes y te diré de lo careces.

¿Cuántas veces has oído a personas juzgar el comportamiento de otras ante diversas situaciones?  Yo en tu caso hubiese hecho…

Y cuando les toca a ellos tomar decisiones, deciden cosas muy distintas de las que decían estando en una conversación.

(Sobre lo poco que nos conocemos escribiré un artículo completo, porque es un tema que da para mucho, sobre todo a la hora de crear nuestra propuesta de valor.)

Nuestro comportamiento viene generado directamente por nuestras actitudes.

Si nuestra actitud es negativa, nuestro comportamiento también lo será.

Sin embargo, si nuestra actitud es positiva, podremos comernos el mundo y superar cualquier situación.

Si nuestra actitud es de salir adelante, de solucionar los problemas, de superar los contratiempos, de ser gente que vive; todo esto lo demostraremos con nuestro comportamiento.

Nuestra actitud brota de nuestros valores y creencias.

Parafraseando a José María Cardona Labarga en Liderazgo Personal:

“… los valores y creencias vienen condicionados por muchos factores: cultura, sexo, edad, estado de salud, familia, colegio, universidad, país, ciudad, barrio, etc.  Quizá la educación de niño fue lo más importante. Los valores y creencias son aprendidos, elegidos e influenciables.  Con frecuencia son erróneos, ya que el entorno actual influye poderosamente en la formación de convicciones mediocres, incluso a niveles altos. Pero lo que más los determina es el uso que la persona hace de su libertad.

Los valores y creencias son el cristal con el que cada uno mira todos los aspectos de la vida.  Un manual breve de comportamiento que nos simplifica las respuestas, nos ordena el caos, da sentido a nuestra existencia y nos permite justificar y argumentar nuestra postura.”

Los valores y creencias son modelados por nuestros sentimientos y emociones.

Una situación que veamos por la calle.  Una película que vemos.  Una noticia que oímos…

Cualquier situación que vivimos la recogemos y filtramos a través de nuestros sentimientos y emociones, y esa situación vivida o imaginada nos altera.

Por lo que es lógico que nosotros transmitamos a los que nos rodean sentimientos y emociones positivas para empezar a ser el cambio que queremos ver en el mundo.

Como acabas de leer, cambiar la situación está en nuestras manos, dando el primer paso hacia la realidad en la que queremos vivir.

Un primer paso nuestro, no de los demás.

Comportamiento genera comportamiento.

Si nosotros no nos movemos, los demás no se moverán.

Si nosotros empezamos a andar el camino, otros nos seguirán, sin necesidad de dar nuestra opinión.

 

Un saludo y ¡qué tengas una gran semana!,

Luis

¿Puedes ayudarme a llegar a más gente?

Seguro que conoces a algún autónomo o pequeño empresario que necesite organizar su negocio porque trabaja muchas horas y no tiene el resultado esperado.

Si es que sí, reenvíale este artículo o ponnos en contacto para ayudarle.

Si no conoces a nadie en esa situación pero crees que este artículo es inspirador y valioso, por favor, COMPÁRTELO clicando los botones de Twitter, LinkedIN y Google+ más abajo porque así otros también podrán disfrutarlo.

 ¡Muchas gracias!

Luis Lorenzo | Pequeños Negocios Escalables

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Y de regalo, un vídeo GRATIS con las primeras claves para que organices tu negocio y que continúe generando ingresos cuando tu no estas presente.

Odio el spam tanto como tú. Sólo te envío contenido de valor.

Suscríbete ahora

#Cultura C#desarrollo profesional#Emociones#paradigmas