06/02/2018 by Luis Lorenzo

Nos Importan los Detalles. Magnífica Cultura de Empresa

En un mundo tan hípercompetitivo como el actual, cada vez es más difícil tener ventajas competitivas destacables y, menos aún, duraderas en el tiempo.

Está de moda intentar ser diferente. Constantemente lo dicen en entornos de emprendimiento y muchos consultores/asesores… (date un paseo por Linked In y lo verás).

Como si sólo el hecho de ser diferente ya fuese una ventaja competitiva.

Pues no.

He visto muchas mamarrachadas en nombre de la diferenciación.

He visto cómo alentaban a persistir en el desarrollo de una “diferenciación” que se veía que no aportaba valor y sería un fracaso (pero como también está de moda fracasar, pues mola).

Ser diferentes no nos hace ser mejores, pero ser mejores sí nos hace ser diferentes.

(Date cuenta que he dicho ser mejor, no ser el mejor.

El mejor sólo puede ser uno y es una carrera que cuesta mucho ganar.  Estate cerca de la cabeza de carrera.  Un quinto puesto también está muy bien.)

Ser mejor para nuestros clientes.

Ser mejor para nuestros trabajadores.

Ser mejor para nuestros proveedores y colaboradores.

Ser mejor para todas un cada una de las personas de nuestra red de contactos.

Seremos mejor cuando seamos mejor profesional y mejor persona.  Es un desarrollo paralelo, no podemos ser mejor profesional y dejar el desarrollo como personas para más adelante.  Tenemos que desarrollarlos a la vez.

 

¿Cómo Puedo ser Mejor en mi Trabajo?

(Yo puedo ayudarte a tu desarrollo como profesional.  Para tu desarrollo personal, si no puedes hacerlo sólo, contacta con alguno de los estupendos profesionales que hay.)

Habrá una parte del desarrollo profesional que no podemos hacerlo solos y para los que necesitaremos la ayuda de un profesional, cuando podamos permitírnoslo económicamente primero y después por tiempo.

Pero hay otra parte que depende única y exclusivamente de nosotros.  De nuestra actitud de servicio hacia las personas que nos rodean.

Sí, he dicho de servicio.

En nuestra faceta profesional somos servidores de nuestra red de contactos y dependiendo de nuestra Calidad de servicio, así será nuestro resultado económico.

Aumento de beneficios.  Reducción de perdidas.  Promociones internas.  Más clientes.  Mejores proveedores…

Para mi, el mejor posicionamiento que podemos tener como profesionales es cuidar de los detalles.

Cuidar de los detalles es algo que podemos hacer nosotros mismos sin la necesidad de ayuda de nadie.

Cuidar de los detalles no cuesta dinero:

Estas son las cosas que hacen que nuestros clientes sientan que son importantes para nosotros.

No se trata de dinero.  No se trata de tamaño.  No se trata de tener títulos universitarios o de escuelas de negocios.

Si te escudas en estos argumentos no son más que excusas y falta de creatividad.

Únicamente es un aspecto que depende de nosotros:  ¿somos así o no somos así?

Es nuestro posicionamiento ante nuestra faceta profesional.

 

Herramienta para Mejorar en los Detalles

Las metodologías ágiles llevan revolucionando desde hace varios años la forma de desarrollar empresas.  Por suerte.

Ya sabes que cada vez somos más los que pensamos que esos ejercicios adivinatorios que nos hacen imaginar en entornos ficticios sin ningún contraste con la realidad y los clientes, no sirven para nada.

En este caso utilizaremos el Mapa de Viaje del Cliente para analizar todos y cada uno de los detalles que tenemos con ellos.

Detalles directos y detalles indirectos.

(En este artículo no voy a detallar la forma de trabajar con esta herramienta.  Lo explico en el artículo enlazado dos párrafos más arriba.)

Como siempre digo, no debemos pensar en nosotros cuando trabajemos con esta herramienta.  Debemos pensar en nuestros clientes.  Estar en su terreno.  Haz clic aquí para ver algunos ejemplos.

Tenemos que considerar que, al igual que nosotros, nuestros clientes tienen sus problemas propios y particulares.

Les dan igual nuestros problemas, les da igual si nos hacen trabajar más o menos.

Ellos tienen una esperanza que necesitan obtener.

Si no le ayudamos nosotros a obtener esta esperanza o si les ponemos obstáculos y trabas, buscarán a otros para que le ayuden.

 

La Atención por los Detalles es Cultura

La cultura no se fabrica.  La cultura se hace poco a poco.

La cultura empresarial también.

Son los líderes de las organizaciones los que inician los movimientos culturales ya que son las personas a las que los demás imitan.

La cultura la hacemos con nuestro comportamiento, porque comportamiento genera comportamiento.

Si somos amables, los demás serán amables.

Si somos considerados, los demás serán considerados.

Si somos educados, los demás serán educados.

Si somos detallistas, los demás serán detallistas.

Para mi ser un líder es la persona que con el ejemplo de su comportamiento hace que los que están a su alrededor tengan un mejor comportamiento.

Con esta definición, todos podemos ser líderes, ya que todos podemos influenciar para bien a los que nos rodean.  Independientemente de nuestro puesto laboral.

Se detallista con los demás y lidera.

 

Un saludo y ¡qué tengas una fantástica semana!

Luis

 

Photo by Foto Sushi on Unsplash


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Luis Lorenzo | Pequeños Negocios Escalables

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora