12/12/2017 by Luis Lorenzo

Los Trabajadores También Tienen Clientes: Sus Jefes

Hay muchos trabajadores por cuenta ajena que creen que ellos no tienen clientes.  Que en todo caso los clientes son de la empresa.

Bueno, desde ese punto de vista, tienen razón.  Los clientes que compran sus productos o contratan sus servicios son clientes de la empresa.  Y con sus compras pagan sus nóminas.

Si no hay clientes, no hay dinero para pagar las nóminas.  Esto es algo que a pocos les cuesta entender y que la mayoría de los trabajadores tiene asumido.

Se equivocan.

Esto no significa que ellos no tengan clientes directos.  Sí, los tienen y son…

sus jefes.

También hay trabajadores por cuenta ajena que creen que ellos no tienen que vender.  Que para eso están los comerciales.

Los comerciales son los que tienen que generar los ingresos a la empresa por las ventas a los clientes (de la empresa).

Estos trabajadores piensan que ellos, al no trabajar en la parte preventa o al no tener contacto directo con clientes, no tienen que vender.

También se equivocan.

Tienen que vender a…

sus jefes.

Y es que muchos trabajadores por cuenta ajena no se dan cuenta que sí tienen clientes y que sí tienen que vender.  Todos los días además.

Piensan que con que les hayan contratado es suficiente.  Y más cuando les hacen indefinidos.

Tienen que hacerlo a sus jefes.  Ya sea un jefe de área o ya sea el director de la organización.

Tienen que venderse todos y cada uno de los días que trabajan a sus jefes.

(Los días de descanso y vacaciones también.)

 

¿Por qué Tenemos que Vendernos?

Porque de eso depende que si alguna vez tienen que recortar personal, no estemos nosotros en la lista mala.

Quizá esperabas un porque más elaborado o más metafísico.  Siento haberte defraudado 🙁

Esto es una carrera de fondo hasta que nos podamos jubilar (el que quiera jubilarse).

Tenemos que poder mantenernos productivos hasta entonces y no podemos permitirnos el lujo de hacer el idiota con el trabajo.  Y menos a partir de una edad, que ya sabes lo que cuesta que te vuelvan a contratar después de los 40.

La mayoría de los trabajadores (y más los que han sido contratados desde hace cinco años a este tiempo) piensan que su remuneración y sus condiciones deberían ser mejores.

Seguro que tienes razón.  Pero eso no debe servirte de justificante para no dar tu mejor trabajo.

No sé si trabajar bien tendrá una recompensa en el futuro.  Todos sabemos que la vida es injusta.

Lo que sí sé es que trabajar mal tiene su castigo.  Tarde o temprano los malos trabajadores caen por su propio peso, como la fruta madura.

Creo firmemente en que el tiempo pone a cada uno en su lugar.  Que aunque ahora o antes han estado recompensando a alguien que no lo merecía y a ti no te recompensaban, que sí lo merecías, con el tiempo, todo sale a la luz.

Esto puedo decirlo por experiencia propia.

¿Cómo me Vendo a mis Jefes?

Con venderte a tus jefes no te voy a decir que trabajes horas de más sin cobrarlas, ni que aceptes condiciones indecentes ni cosas así.

Lo que sí puedes hacer es ser más diligente con tu trabajo.  Poner mayor empeño en hacer un trabajo mejor.

Todas las personas de la empresa venden al cliente, aunque pienses que tú no lo haces.

Ser eficaz y eficiente en tus tareas hace que el producto o servicio llegue mejor o más rápido o más … al cliente.  Esto también depende de ti.

Otra cosa que puedes hacer (si es que lo haces) es escaquearte menos.

Esos cinco minutos de más que arañas con el café y el cigarrito.  O a la hora de la comida.  Ese perderte por la empresa.  Ese dejar para mañana porque estoy cansado ya que –“…total al cliente no le importa esperar un día más”.

¿De qué otras maneras, algunas realmente ingeniosas, de escaquearse conoces porque lo hacen los demás 🙂 ?

Y es que he llegado a ver empresas que miden al minuto el tiempo efectivo de trabajo de sus trabajadores para evitar estos pequeños escaqueos, que sumados son mucho tiempo.

(Qué conste que no estoy de acuerdo con esta práctica.  Creo que hay mejores formas de conseguirlo.)

Más cosas que puedes hacer para venderte a tus jefes.  Por supuesto la actitud.

No hay cosa peor que ir a trabajar a un sitio en el que algunos o todos están siempre enfadados, desganados, escaqueándose…

La culpa no la tienes tú, por supuesto, la tiene la empresa o director de ese equipo, pero hay que animarse.

Dar ideas nuevas.  Aportar soluciones creativas.  Buscar siempre el beneficio para el cliente (esto no es dejárselo más barato o regalárselo, que es la solución fácil que tiene muchos para no tener que pensar).

Haz notar a tu jefe constantemente todo el valor que aportas a la empresa.

Esta es la mejor forma de venderte.  Que sepan lo que perderían si tú no estás con ellos.

 

Para Terminar

Vale, vale… todo esto está muy bien pero mi jefe es un ………. y un ………. que nunca aprecia lo que hacemos y que además es un trepa que nos roba todas las ideas y se pone él nuestras medallas.

Sí.  Lo conozco.  Es un problema y una pena tener jefes así.  Pero creo que es mala política y que dice muy poco de nosotros excusarnos en personas así para no ser buenos trabajadores.

¿Qué es lo que haces tu para venderte a tus jefes?  ¿Para que tus jefes sepan siempre el valor que aportas a la empresa?

Y no estoy preguntándote cómo haces la pelota a tus jefes…

 

Un saludo y qué tengas una fantástica semana,

Luis

 

Imagen de Ron Jake Roque

 


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Luis Lorenzo | Pequeños Negocios Escalables

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Y de regalo, un eBook GRATIS con las primeras claves para que pongas al cliente en el centro de tu estrategia.

Odio el spam tanto como tú. Sólo te envío contenido de valor.

Suscríbete ahora

#Consejos#desarrollo profesional#Trabajadores