Aumentar el Beneficio Vendiendo Menos

Supongo que a estas alturas no te vas a sorprender de que puedes aumentar el beneficio de tu negocio vendiendo lo mismo o menos que antes.

El mercado está difícil.  Lo sabemos todos porque también está difícil para nosotros.  La crisis del 2008 nos ha afectado a todos. Y aunque dicen que ya ha pasado, para muchos aún no.

Pero no podemos sentarnos a echar la culpa a otros y «dejar morir nuestra empresa» sin hacer nada al respecto.

Y por hacer algo al respecto no me refiero a intentar vender más, que sí, que hay que hacerlo.  Siempre hay que intentar vender más.  Pero también puedes gastar menos.

Un negocio es como un tren (utilizándo una metáfora).

Puedes tener una locomotora último modelo y la más potente del mercado, pero como los vagones sean antiguos y estén llenos de peso, el tren no cogerá velocidad.

¿Quieres saber cómo puedes coger más velocidad?

Cambia los Vagones por unos Nuevos

Así de sencillo 🙂

Una de las cosas que tiene la teoría es que parece todo mucho más sencillo de lo que es en la práctica.

Y además, muchas cosas que en teoría debe poder ocurrir en la práctica es imposible.  Pero este no es el caso.

La locomotora son los ingresos:

  • acciones de marketing
  • técnicas de ventas
  • nuevos productos y servicios

Que también genera mucha más carga de trabajo.

Y, normalmente, un aumento considerable de los gastos.

Entonces ¿Por qué no empezar al revés? 

Ataquemos y reduzcamos primero los gastos de nuestra empresa y después, una vez que tengamos una estructura ágil, centrémonos en vender más.

En un artículo anterior hablaba sobre el Control de Tesorería y la Tabla de Tesorería, qué beneficios tiene y cómo trabajarla.

Esta herramienta, igual que a mi amigo Tito, te va a venir muy bien para sacar información de primera mano de en qué y cómo gastas tu dinero.

Vale, reconozco que esta tarea no le gusta a casi nadie (mi mujer dice que a los que nos gusta realizar estas tareas, tenemos que hacernoslo mirar 🙂 ), pero es necesaria para la supervivencia de tu empresa.

Ahora te doy unas pistas para «cambiar los vagones de tu tren por unos nuevos» más ligeros y aerodinámicos.

Errores Comunes con los Gastos

Los tres errores más comunes que me encuentro con la gestión de gastos en las empresas son estos:

Preferir gastos fijos a variables

Por ejemplo:  preferir comprar una máquina para producir tus productos o servicios en vez de llegar a un acuerdo con una empresa del sector para que hagan ellos la producción, bajo tus criterios y estándar de calidad.

Comprar una furgoneta en vez de alquilarla. ¿Tienes que realizar las entregas durante todo el mes o puedes realizarlas todas en una sola semana del mes?.  Si puedes juntar las entregas ¿no será mejor alquilar una esas semanas?

Incurrir en demasiados gastos fijos

Oficina, coche, personal, smartphones, tablets, portátiles, línea teléfono móvil, línea teléfono fijo, adsl, web último modelo, SEO, SEM, Community Manager…

¿Estás seguro que necesitas todo eso?¿no puedes prescindir de algo?…¿seguro que no?  analízalo bien.

Y si realmente necesitas todo esto ¿lo necesitas tener todo desde el principio de tu actividad?¿Puedes aplazar los pagos?

Es mejor que pagues algo a 10 meses (sin intereses) que pagarlo todo al principio.  ¡Cuánto más tiempo esté el dinero en tu bolsillo mejor!

No tener una estructura de gastos adecuada para tu estructura de ingresos

Esto es muy simple. Si ingresas 1000 al mes no puedes gastar 1200.  Eso no lo soporta nadie.  Revisa los puntos anteriores, elimina todos los gastos que sean prescindibles y convierte gastos fijos en gastos variables.

 

Aumentar el Beneficio es «Fácil»…

Si sabes cómo hacerlo.

Tienes dos opciones:  vender más o gastar menos.

Una de estas opciones depende completamente de ti y la otra no.

¿En qué opción es la que te vas a centrar para aumentar el beneficio de tu negocio?

 

Un saludo y ¡qué tengas una fantástica semana!

Luis

 

Photo by Jayakumar Ananthan on Unsplash


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora