Necesitamos una nueva metodología de planes de negocio

 La mala noticia:  la metodología actual de desarrollo de planes de negocio que se divide en estudio de mercado, plan de marketing y plan financiero anual, para pequeños negocios y autónomos tradicionales constituidos o en fase de emprendimiento no es de ninguna ayuda para el dueño de negocio/autónomo/emprendedor.

Y lo digo desde la experiencia.

Yo he tenido que «sufrir» la realización de varios planes de negocio para mis presentar mis proyectos.  He utilizado muchas horas (días y a veces semanas) en su redacción para que a los tres meses la realidad ya no tuviese nada que ver con lo que había puesto en el papel.  Así que iba directo al archivador general (la papelera) o desde que tengo hijos se los doy para que utilicen las hojas para pintar y al menos tenga alguna utilidad tanto papel estropeado.

Además, en la última empresa donde trabajé por cuenta ajena  que era una empresa de software de gestión contable, facturación, CRM, TPV;  yo era el responsable de software y servicio técnico, y encargado de una aplicación de Planes de Negocio.  En el desempeño de mi labor he ayudado a muchos emprendedores a crear sus planes de negocio, a descifrar las cifras del plan financiero.  Y todo esto sólo para una cosa.  Conseguir financiación.

Desde que estoy por mi cuenta he podido conversar con algunos técnicos de organismos oficiales de los que aún dan dinero para emprendedores y me comentaban que ellos saben que muchos de los planes de negocios que les entregan los han realizado expertos a los que el emprendedor ha pagado para que escriba una historia creíble sobre algo que luego tiene que ejecutar de lo que no tiene ni idea.  Pero como es lo que los técnicos que van a valorar sus solicitudes es lo que quieren oír, pues ya está.   Pago, me escriben el plan de negocio, consigo financiación (que pagamos todos con nuestros impuestos), meto el plan de negocio en archivador general  y en 12 meses tengo que cerrar porque no he sabido ejecutar lo que iba a hacer.

¡Y luego nos llevamos las manos a la cabeza porque más del 80% de los nuevos negocios que se crear no llegan a los 2 años de vida!

Normal.  Si estos emprendedores no tienen ni idea de lo que es dirigir y gestionar un negocio.

Si no tienen ni los conocimientos básicos en gestión financiera para saber si su negocio va bien o si su negocio va mal.  Además de la ayuda del gestor, que es aparte.

Una vez oí decir a Paloma Cabello que no había que acercar los emprendedores (tecnológicos en su caso) a los inversores.  Hay que hacerlo al revés: acercar los inversores a los emprendedores.

Pues creo que en el caso de los negocios tradicionales pasa lo mismo.  No hay que acercar los emprendedores a las fuentes habituales de financiación/instituciones de información/viveros municipales/etc, etc, que para cualquier cosa te piden un plan de negocio (que no vale para nada).  Hay que acercar todas esas instituciones a los emprendedores.  Ayudarles  a que creen negocios fiables de verdad y no a que escriban una novela para agradar los ojos y oídos de quien lo va a recibir.

En mi opinión la modelo actual de Planes de Negocio está diseñado para quien va a recibir el plan y no para quien “tiene que utilizarlo y aplicarlo”.

Los emprendedores no tenemos ni idea de lo que hace falta, lo único que sabemos es que no sabemos nada y que necesitamos mucha ayuda.

Los emprendedores necesitamos una metodología que nos permita definir y desarrollar visualmente (que es mucho más efectivo) la situación en la que nos encontramos en este momento; trabajar sobre quién es nuestro cliente y sobre qué piensa y siente; definir unas propuestas de valor mucho más originales, creativas e innovadoras; dibujar todas nuestras ideas y pensamientos en un mapa que nos ayude a ordenarlas; una gestión financiera que me permita trabajar en el día a día y no a 3-5 años vista; desarrollar una historia sobre nuestros productos y servicios que sea realmente nuestra, que tenga algo de nosotros que la haga genuina.

Esta nueva metodología debe trabajarse siempre en modo borrador, para poder ir añadiendo, modificando, eliminando lo que sea que se necesite.   El mercado cada vez es más dinámico y necesitamos metodologías y herramientas dinámicas.

Lo bueno de una metodología como esta es que también los negocios tradicionales que ya están en funcionamiento pueden utilizarlo para ayudarles a dirigir mejor sus negocios en esta situación tan difícil y cambiante que tenemos en el mercado.

La buena noticia:  estamos trabajando en ello 🙂

Si estas interesado en más información o colaborar ponte en contacto conmigo.

P.D.:  Yo soy de los que defienden que la mejor manera de financiarte es con tus clientes.  Pero de esto ya hablaremos otro día.


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora