Las Oportunidades Profesionales se Polarizan

Es innegable que a las máquinas han llegado para quedarse.

Ya no son sólo los robots de las fábricas.  Son los drones, la impresión 3D, el Internet de la cosas, la computerización y robotización de todo lo que nos rodea.

Desde la Revolución Industrial, cuando se inventaron máquinas que facilitaban el trabajo de las personas, siempre ha habido una evolución constante de la tecnología para desarrollar estas máquinas.

Y siempre ha sido necesario que las personas adquiriesen unos relativos conocimientos para poder hacer funcionar esas máquinas.

Posteriormente se empezaron a controlar algunas máquinas desde los ordenadores.

Todo esto ha seguido evolucionando y ahora, quien hace funcionar casi todas las máquinas, son los ordenadores.  Y esto, por supuesto, sigue evolucionando hacia más.

Lo llaman la Cuarta Revolución Industrial, y ya ha llegado.  Y ha llegado para quedarse.

Bueno, esto es la evolución (aunque no voy a entrar a debatir si esta afirmación es correcta o no) y, tal y como nos enseño Mr. Darwin, tendremos que adaptarnos o extinguirnos.

Pero en base a este pequeño resumen de la situación (puedes encontrar mucha más información sobre esta «invasión de las máquinas» en Internet) se puede extraer una conclusión.

Las opciones de trabajo que nos quedan se están polarizando en ser tecnólogo o en cualquiera que tenga relación directa con las personas.

Y yo voy a hablar de lo mío.

 

Personas

Hay mucha gente con mensajes catastrofistas de que «el fin del mundo está cerca» por esta Revolución Tecnológica.  Pero se quedan ahí.  En asustar a la gente que les quiera oír.

Yo llevo varios años escuchándolos y sí, estoy de acuerdo con ellos, la «invasión de las máquinas» ya está aquí, no es algo que vaya a ocurrir dentro de 10 años.  Es ahora.  Hoy.

Pero queremos soluciones, no sólo mensajes de miedo.

Yo prefiero centrarme en las personas e intentar encontrar soluciones.

Algo habrá que hacer con toda la gente que se está quedando sin trabajo.  Porque son muchos los mayores de cuarenta años que difícilmente volverán a encontrar un trabajo, porque la salida de la crisis implica que su trabajo lo hará una máquina.

Para los que ya no podemos subirnos al carro de la tecnología, lo que si nos quedan son las personas.  Además, cada vez hay más personas.  Y cada vez vivimos más.

Y queremos tener calidad de vida.  Seguir haciendo deporte con regularidad.  Viajar.  Disfrutar de los nietos los que tengan…  ¿Qué es para ti tu calidad de vida?

¿No encuentras trabajo en el sistema tradicional?  ¡Déjalo!  No busques más.

Utiliza el plan B.

¿Qué sabes hacer que aporte valor a otras personas?  El valor suficiente como para que alguien te dé su dinero.

Si no se te ocurre nada, abre los ojos y estate atento.  ¿Qué deseos oyes a las personas que tienes al tu alrededor y que no pueden alcanzar? ¿Qué problemas tienen que no pueden resolver?

Sí, lo que te estoy proponiendo que es crees tu autoempleo para volver a ser productivo y sentirte útil.

 

Autoempleo

Porque autoemplearse no es una mala opción ni una mala decisión, a pesar de lo que se intenta transmitir desde algunos foros (que si no eres emprendedor molón, no molas).

¿Ha habido algo que siempre te ha gustado hacer?  ¿Y has notado que puede haber otras personas que les pueda gustar lo que tú sabes hacer, pero que no lo hacen porque no tienen tiempo o porque no saben?

O mejor aún.  ¿Hay algo que siempre has querido hacer, aprender o que te ha llamado la atención y nunca has tenido la oportunidad de hacerlo?  Ahora es tu momento.

Por ejemplo mi amiga Isabel.  Veintidós años trabajando en banca y al ser despedida fue cuando vio claro que tenía que hacer lo que la gustaba: las terapias naturales.  Y dicho y hecho.  Empezó a estudiar en profundidad y ahora tiene su propio centro en Madrid.

Sí, lo saca adelante con mucho esfuerzo.  Pero con esfuerzo inteligente lo está consiguiendo.

ATRÉVETE.  DA EL SALTO.

Quedarte en tu zona de confort sólo te lleva a hundirte más y más.

No sabes por donde empezar, yo puedo ayudarte, esto es lo que yo puedo hacer por ti.  Si quieres que te ayude, ponte en contacto conmigo.

 

Un saludo y ¡qué tengas una gran semana!

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Me autoempleo y a mucha honra

Hola,

Este es un artículo protesta 🙂

Protesta contra todos aquellos para los que el autoempleo les parece algo poco cool.

Cuando oyes a organismos de fomento del emprendimiento, públicos y privados, sólo hablan del emprendimiento molón.  Del emprendimiento que queda bien en la foto.

De ese emprendimiento de gente que quiere facturar millones, que nace global, que monta equipos y si además estos emprendedores son gente joven mejor, porque destacan más en la foto.

A los autoempleados les ponen al final de la escala del emprendimiento.

Es más, a veces hablan de los autoempleados casi con desprecio. Dicen cosas como que para emprender no vale todo el mundo, que busquen un trabajo por cuenta ajena, que hay que formarse, que es un salto voluntario y demás coletillas.

Si lo que quieres es tener un negocio que te ayude a pagar las facturas cada mes sin tener muchas más pretensiones, no cuentas para ellos. No estas en sus estadísticas.

El mayor porcentaje de emprendedores de este país son autoempleados o con negocios locales, pero no aparecen en las estadísticas. Y ya se sabe que si no estás en una estadística no existes.

Gente que lo que quiere es llegar a fin de mes todos los meses.

Gente que lo que NO quiere es tener una mediana empresa, ni mucho menos una grande.

Gente que no quiere liderar mercados ni estar en la vanguardia de la innovación (tecnológica, porque para los detractores del autoempleo sólo cuenta la innovación tecnológica, que queda mejor en la foto).

Señores y señoras que fomentan el emprendimiento:

existen muchas personas que se ven forzadas al autoempleo porque no les queda más remedio. Se quedaron en paro y no encuentran otro empleo. Algunos hasta se han quedado ya sin prestación. ¿Qué van a hacer? ¿Seguir esperando a ver si les contratan?.

Si nos autoempleamos es porque queremos o porque no nos queda más remedio.

¡Ánimo al autoempleo valiente!

Es un acto muy valiente salir a intentar «ganarse los garbanzos» sin tener conocimientos de lo que es un negocio.

En vez de ocultarlos y despreciarlos lo que deberían hacer es ayudarlos con mentores y apoyo en gestión y dirección de pequeñas empresas.

Pero como mucho te ayudan con el plan de negocio.  Te hacen escribir durante varias semanas una novela en la que tienes que incluir un estudio de mercado, un plan de marketing y un plan financiero a 3 ó 5 años.  ¡¡Indicando cuánto vas a vender!!

Y todo esto lo mismo para poner una frutería en tu barrio como para dar servicios de gestoría.

Luego pasa lo que pasa.  El flamante plan de negocio no aguanta el primer choque con la realidad, es decir, con los clientes.

El autoempleado se ha dado cuenta a la tercera semana que esa novela que ha estado escribiendo durante mucho tiempo no vale para nada y la mete en el archivador general (la papelera).

Todo esto basado en el modelo racional que viene desde la Revolución Industrial, claro.

Pero esto no es así.  Como decía la semana pasada esto trata de personas.

 

Ayuda

Yo también soy autoempleado.  Pero eso no significa que tenga que estar trabajando de sol a sol y casi no llegar a fin de mes.  Que es como pintan al autoempleo en general.

Pero no te creas que por tener un par o tres de trabajadores por cuenta ajena ya no eres autoempleado.  Mientras no tengas un negocio escalado y que funciona cuando tú no estás presente, seras un autoempleado.

Lo que necesitan los autoempleados es ayuda real y en el día a día.

Como decía antes, la mayoría de los autoempleados lo hacen por la fuerza.  Invirtiendo los pocos recursos que tienen, o peor aún, que piden prestado.

Necesitan saber cómo atraer clientes.

Cómo gestionar el negocio.  Control de ingresos y de gastos.  Sobre todo de gastos.

Necesitan tener un conocimiento básico de las obligaciones fiscales y de la legislación de su sector.

Y conocimientos de otras muchas cosas…

Necesitan conocer a otras personas que están en su misma situación para darse ánimos.

Yo aporto mi granito de arena.  Con ideas y consejos novedosos pero con los pies en la tierra, resultado de mi experiencia profesional y de mi crisis de los 40 que me hizo cuestionar todas las «doctrinas económicas» que había aprendido.

Si quieres dejarme ayudarte a tener un negocio que trabaje para ti y te permita tener el estilo de vida que quieres, puedes empezar con mi artículo 12+1 causas no económicas que generan beneficios económicos.

O también puedes venir a la conferencia sobre cómo hacer tu pequeño negocio escalable que imparto el 16/12 de 10:30 a 13:30 h en el Vivero de empresas de Carabanchel.

Si quieres venir al taller no te olvides de registrarte aquí para que puedan organizar correctamente la conferencia.  No te olvides de indicar nombre y apellidos, empresa (si tienes), email y teléfono de contacto.

¡¡¡VIVA EL AUTOEMPLEO!!!

Si tú también te indignas del trato que nos dan a los autoempleados, comparte este artículo.

Un saludo,

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Los negocios son como una macedonia de frutas

Hace unas semanas comentaba que necesitamos una nueva metodología de planes de negocio.

Otro de los grandes problemas que yo creo que existe en relación con pequeños empresarios o emprendedores es el tipo de formación que existe actualmente.

No conozco toda la oferta formativa del mercado y no puedo hablar de forma general.  Pero si conozco toda la oferta que he visto, que es mucha, y sobre ésta voy a hablar.

La  formación para dirigir nuestro negocio que solemos encontrar son cursos en los que dividen los negocios en distintas áreas como si fuesen tareas que se realizan por separado.  Para utilizar una metáfora es como si un negocio fuese una cesta de frutas.  Por un lado tienes las manzanas, por otro las peras, un piña, plátanos, ciruelas, kiwis y todo lo que quieras meter en la cesta.

Así que cuando hacemos un curso sobre gestión y dirección de negocios tenemos un bloque con los temas de ventas, otro bloque con los temas de marketing, otro bloque con los recursos humanos, otro bloque con el tema económico-financiero, el tema de la producción/fabricación, …

Pero es que un negocio no se dirige por bloques.  En tu negocio no dices:  en los próximos 45 minutos me voy a dedicar a marketing; las siguientes 2 horas me dedico a vender; luego un rato fabricar y antes de comer a recursos humanos.

Un negocio es como una macedonia de frutas.  Todo está troceado y mezclado para potenciar todos los sabores.

Cuando te pones con el marketing también se ven afectadas otras áreas al mismo tiempo:

  1. Primero las personas con las que interactúas para realizar o ayudarte en el diseño o ejecución de esas campañas de marketing.
  2. También tocas el área económico-financiero porque esas acciones de marketing tienen un coste económico que debes cubrir, medir y controlar,
  3. para que finalmente termines vendiendo y realizando los ingresos que te servirán
  4. para cubrir los gastos de la campaña de marketing, los gastos de las personas con las que interactúas para al marketing, los costes de fabricación de tus productos o realización de tus servicios,
  5. esto te reporta un beneficio de tu actividad empresarial que debes reinvertir una parte en marketing, personal, ventas, producción… para seguir funcionando,
  6. etc.
  7. etc.

Yo entiendo que para los creadores de este material (yo soy uno de ellos) la división por áreas temáticas es la manera más sencilla de estructurar todo este contenido en las formaciones, pero me resulta poco práctica para los dueños de negocios y emprendedores que no tienen conocimientos previos de gestionar un negocio porque se han tenido que lanzar al emprendimiento por obligación.  Algo que cada vez está pasando con más gente.

En mis conversaciones con ellos detecto que les cuesta poner en práctica lo aprendido porque no les han explicado como encajar todos esos conocimientos.

Y es que no debemos crearlo para que sea más sencillo para nosotros como creadores de material y de formaciones, sino que debemos pensar en cómo es más útil y más práctico para los asistentes a estas formaciones.

Otro problema del que se quejan mucho es que contenido de esas formaciones es para dirigir empresas de un tamaño ya considerable.

En estas formaciones se divide las empresas en direcciones: la dirección comercial, la dirección de marketing, la dirección de producción, la dirección financiera, la dirección de recursos humanos.  Y además ponen cifras millonarias, y tropecientos trabajadores.  Y casos académicos de estudio de grandes empresas.

Todo esto queda muy bien de cara a nuestros colegas para seguir manteniendo nuestro status en el sector que nos movemos.  Pero a un autónomo o pequeño empresarios esto se les queda grande y no les sirve para aplicarlo en su negocio.

Hay que crear contenido adaptado a su realidad y preparado para que puedan empezar a implementarlo en su negocio el mismo día que lo han aprendido.

Igual que con la metodología de desarrollo de negocios estamos trabajando en crear este tipo de contenido y esperamos poder presentároslo dentro de pocas semanas.


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Necesitamos una nueva metodología de planes de negocio

 La mala noticia:  la metodología actual de desarrollo de planes de negocio que se divide en estudio de mercado, plan de marketing y plan financiero anual, para pequeños negocios y autónomos tradicionales constituidos o en fase de emprendimiento no es de ninguna ayuda para el dueño de negocio/autónomo/emprendedor.

Y lo digo desde la experiencia.

Yo he tenido que «sufrir» la realización de varios planes de negocio para mis presentar mis proyectos.  He utilizado muchas horas (días y a veces semanas) en su redacción para que a los tres meses la realidad ya no tuviese nada que ver con lo que había puesto en el papel.  Así que iba directo al archivador general (la papelera) o desde que tengo hijos se los doy para que utilicen las hojas para pintar y al menos tenga alguna utilidad tanto papel estropeado.

Además, en la última empresa donde trabajé por cuenta ajena  que era una empresa de software de gestión contable, facturación, CRM, TPV;  yo era el responsable de software y servicio técnico, y encargado de una aplicación de Planes de Negocio.  En el desempeño de mi labor he ayudado a muchos emprendedores a crear sus planes de negocio, a descifrar las cifras del plan financiero.  Y todo esto sólo para una cosa.  Conseguir financiación.

Desde que estoy por mi cuenta he podido conversar con algunos técnicos de organismos oficiales de los que aún dan dinero para emprendedores y me comentaban que ellos saben que muchos de los planes de negocios que les entregan los han realizado expertos a los que el emprendedor ha pagado para que escriba una historia creíble sobre algo que luego tiene que ejecutar de lo que no tiene ni idea.  Pero como es lo que los técnicos que van a valorar sus solicitudes es lo que quieren oír, pues ya está.   Pago, me escriben el plan de negocio, consigo financiación (que pagamos todos con nuestros impuestos), meto el plan de negocio en archivador general  y en 12 meses tengo que cerrar porque no he sabido ejecutar lo que iba a hacer.

¡Y luego nos llevamos las manos a la cabeza porque más del 80% de los nuevos negocios que se crear no llegan a los 2 años de vida!

Normal.  Si estos emprendedores no tienen ni idea de lo que es dirigir y gestionar un negocio.

Si no tienen ni los conocimientos básicos en gestión financiera para saber si su negocio va bien o si su negocio va mal.  Además de la ayuda del gestor, que es aparte.

Una vez oí decir a Paloma Cabello que no había que acercar los emprendedores (tecnológicos en su caso) a los inversores.  Hay que hacerlo al revés: acercar los inversores a los emprendedores.

Pues creo que en el caso de los negocios tradicionales pasa lo mismo.  No hay que acercar los emprendedores a las fuentes habituales de financiación/instituciones de información/viveros municipales/etc, etc, que para cualquier cosa te piden un plan de negocio (que no vale para nada).  Hay que acercar todas esas instituciones a los emprendedores.  Ayudarles  a que creen negocios fiables de verdad y no a que escriban una novela para agradar los ojos y oídos de quien lo va a recibir.

En mi opinión la modelo actual de Planes de Negocio está diseñado para quien va a recibir el plan y no para quien “tiene que utilizarlo y aplicarlo”.

Los emprendedores no tenemos ni idea de lo que hace falta, lo único que sabemos es que no sabemos nada y que necesitamos mucha ayuda.

Los emprendedores necesitamos una metodología que nos permita definir y desarrollar visualmente (que es mucho más efectivo) la situación en la que nos encontramos en este momento; trabajar sobre quién es nuestro cliente y sobre qué piensa y siente; definir unas propuestas de valor mucho más originales, creativas e innovadoras; dibujar todas nuestras ideas y pensamientos en un mapa que nos ayude a ordenarlas; una gestión financiera que me permita trabajar en el día a día y no a 3-5 años vista; desarrollar una historia sobre nuestros productos y servicios que sea realmente nuestra, que tenga algo de nosotros que la haga genuina.

Esta nueva metodología debe trabajarse siempre en modo borrador, para poder ir añadiendo, modificando, eliminando lo que sea que se necesite.   El mercado cada vez es más dinámico y necesitamos metodologías y herramientas dinámicas.

Lo bueno de una metodología como esta es que también los negocios tradicionales que ya están en funcionamiento pueden utilizarlo para ayudarles a dirigir mejor sus negocios en esta situación tan difícil y cambiante que tenemos en el mercado.

La buena noticia:  estamos trabajando en ello 🙂

Si estas interesado en más información o colaborar ponte en contacto conmigo.

P.D.:  Yo soy de los que defienden que la mejor manera de financiarte es con tus clientes.  Pero de esto ya hablaremos otro día.


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora