08/08/2017 by Luis Lorenzo

¿Cuánto Tardo en Recuperar mi Dinero?

La semana pasada escribí sobre el Ciclo económico de una empresa para dar respuesta a Diego, que nos preguntaba cómo puede generar caja/dinero en su empresa.

Como comenté en el artículo anterior voy a seguir profundizando en los ciclos de dinero en las empresas.

Como bien sabes, en el desarrollo de tu empresa tienes que realizar desembolsos de dinero: compra de materia prima (si negocias con productos físicos), gastos generales de la empresa, quizá gastos de personal, pagar impuestos, etc.

Si ofreces servicios, las horas de servicio, adquisición de conocimiento por cursos u otros, etc.

Todo ese dinero lo tienes que ir adelantando de los fondos que tenga tu empresa.

También es posible que por adelantar ese dinero tengas más gastos añadidos como los bancarios.

Y al final del ciclo está el cobro que haces a tus clientes por tus productos y servicios.

Como ya te habrás dado cuenta, cuanto más corto sea este ciclo es mejor para ti porque menos dinero tienes que adelantar.

No es lo mismo tardar tres semanas en recuperar tu dinero que tres meses, ¿no crees?.  Porque además de los gastos del negocio, también tienes gastos personales que tienes que cubrir.

Hay emprendedores y empresarios que alargan sus plazos de cobro para “aumentar el valor de su oferta comercial”, pero no se dan cuenta que pueden entrar en una espiral negativa que les ahogará financieramente.

La única causa de cierre de un negocio es que se queda sin dinero, sin tesorería.

Así que vamos a remediarlo, ¿estas conforme?  Seguro que si 🙂

 

Económico vs Financiero

Todo este tiempo que pasa desde que empiezas a poner dinero hasta que lo recuperas mediante el cobro lo mide el ciclo de caja, que es lo que vamos a ir viendo en este artículo y el de la próxima semana, para que seas consciente de tu ciclo y empieces a reducirlo desde ya.

Para tener una correcta comprensión del ciclo de caja y de cómo funciona, voy a ir explicando desde el principio algunos conceptos sobre los que se soporta este concepto.

Primero quiero explicar la diferencia entre económico y financiero, que parece lo mismo pero no lo es y mucha gente lo confunde.

Un hecho económico es el que genera un compromiso por tu parte.  Por ejemplo el compromiso de suministrar a tus clientes tus productos o tus servicios.

Un ejemplo de hechos económicos son los ingresos/costes de producción y la facturación.

  • Ingreso: los productos que vas fabricando y almacenando; o si ofreces servicios, el desarrollo del servicio antes de entregar al cliente.
  • Coste: los compromisos de pago que tienes que incurrir para que tus proveedores te sirvan las materias primas y así fabricar tus productos o desarrollar tus servicios.
  • Facturación:  recoge oficialmente el hecho de la entrega de productos o servicios al cliente y que genera la obligación impositiva (IVA).

Hacer y entregar la factura es un hecho económico porque sigue haciendo referencia al compromiso de cobro, pero no es el cobro como tal.

Como ves, hasta ahora no hemos hablado en ningún momento de intercambio de dinero, únicamente de compromisos.

Un hecho financiero es cuando hay movimiento de dinero (físico o virtual), es cuando se realiza el cobro o pago como tal.  Es decir, cuando entra el dinero en tu caja o banco, o cuando sale el dinero.

Comprender esta diferencia es importante para poder avanzar en lo que vamos a ir viendo (y te ayudará a entender muchas noticias económicas que parece que hablan de lo mismo pero que son cosas distintas).

 

Ciclo Económico y Ciclo Financiero

Estos movimientos económicos y financieros se pueden representar igualmente en un ciclo, como el que se muestra en esta imagen.

Este ciclo es una línea temporal que empieza con el Acopio de materias primas –> continúa con la Fabricación de los productos que vas a comerciar–> después la Venta de estos productos.

Hasta aquí es ciclo económico porque aún no te ha entrado ninguna cantidad de dinero.

A partir de la venta y entrega de la factura es cuando empieza el ciclo financiero con el Cobro de la factura, con la recepción del dinero.

Porque es importante facturar, pero es más importante cobrar, algo que a muchos se les olvida.

Como ves primero se producen los hechos económicos y después los financieros.

Una forma rápida de definir la diferencia puede ser que en lo económico NO hay movimiento de dinero y que en lo financiero SÍ hay movimiento de dinero.

Obviamente estoy simplificando mucho los procesos para que se puedan ir entendiendo los conceptos de forma sencilla.

Seguro que estás pensando en situaciones que alteran esta estructura como el cobro al contado, los pagos a proveedores y otros.  No tengas prisa que todo esto lo vamos a ir viendo.

Creo que ya ha sido suficiente por hoy ¿no lo crees tú también?  La extensión de este artículo es tan grande que prefiero dividirlo en dos para que puedas ir digiriéndolo poco a poco.

Aquí puedes ir a la segunda parte del artículo en la que explico el ciclo de maduración y el ciclo de caja, así como algunos casos especiales.

 

Un saludo y ¡qué tengas una gran semana!

Luis

¿Puedes ayudarme a llegar a más gente?

Seguro que conoces a algún empresario o profesional que necesite cambiar su estrategia para que vuelva a tener ilusión por su empresa.

Si es que sí, reenvíale este artículo o ponnos en contacto para ayudarle.

Si no conoces a nadie en esa situación pero crees que este artículo es inspirador y valioso, por favor, COMPÁRTELO clicando los botones de Twitter, LinkedIN y Google+ más abajo porque así otros también podrán disfrutarlo.

 ¡Muchas gracias!

Luis Lorenzo | Pequeños Negocios Escalables

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Y de regalo, un eBook GRATIS con las primeras claves para que pongas al cliente en el centro de tu estrategia.

Odio el spam tanto como tú. Sólo te envío contenido de valor.

Suscríbete ahora

#ciclo de caja#Ciclo Económico#Ciclo Financiero#Coste#Ingreso