La Colaboración os Hará Libres

Para el título del artículo de esta semana he querido parafrasear una cita de la biblia.  En concreto del Evangelio según San Juan 8, 32:

…y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Para los católicos es la verdad lo que les hará libres.

Para los dueños de negocios lo que les hace libres es la colaboración.

Hace unos meses te comentaba que tu red de contactos es tu salvavidas.  Entre otras cosas por que dentro de ella están las personas (o empresas, formadas por personas) con las que colaboras, o deberías colaborar.

A muchos dueños de negocios les come el tiempo… o el poco tiempo, las pocas horas que tiene cada día.  No tienen tiempo para hacer «todo lo que tienen que hacer».  Su día a día les come.

Y hacen cursos o reciben coaching de gestión del tiempo, que, por supuesto, son necesarios.  Tenemos que aprovechar el tiempo de la mejor manera posible.  Siempre.  Tenemos que ser lo más productivos posible.

Pero no se dan cuenta que ese no es el quid de la cuestión.  Ser más productivo no les va a quitar de su problema principal que es:

Si ellos no trabajan no se generan ingresos, y por lo tanto no ganan dinero.

Te pongo un ejemplo.  Imagina un neurocirujano brillante.  Reconocido a nivel mundial.  Por cada operación cobra mucho dinero.  Puede llegar un momento en el que se plantee -«con lo que cobro por cada operación, voy a hacer 3 operaciones al mes y el resto del tiempo a disfrutar de la vida«.

¡Qué suerte! ¡Qué envidia! ¿No?

20 días a la semana estando con su familia e hijos, o viajando, o jugando al golf, o… piensa en qué es lo que más te gustaría hacer a ti si tuvieses tiempo para hacerlo.

Pero sigue imaginando y ahora supón que tiene un pequeño accidente esquiando en los Alpes suizos y se rompe un par de huesos de una mano.  De la mano con la que opera.  Y que nunca recuperará completamente los movimientos de esa mano.

¿Y ahora qué hacemos?  Ya no puede volver a operar.  Se le ha acabado de golpe su fuente de ingresos.  Puede hacer otras cosas como formación, pero la docencia no da tanto dinero.

Y otra vez a trabajar todos los días de la semana, por no hablar de que se acaban los viajes, el tiempo con la familia y todo lo que habíamos fantaseado antes.

 

La colaboración es la solución

Si eres una persona muy brillante y haces cosas de gran valor y que sólo unos pocos más pueden hacer, es posible que, como en el ejemplo que acabo de poner, ganes mucho dinero utilizando tu don.

Pero como también has visto en el ejemplo, en cualquier momento puedes perder la capacidad de poder seguir produciendo con ese don.  ¡Piensa en hacer una colaboración!.

Y para la mayoría de nosotros, que no tenemos ningún don con el que hacer dinero, es mucho mayor motivo para buscar colaboraciones.

Si eres pintor, no de cuadros si no de paredes, no te centres en realizar tú el trabajo.  Busca colaboraciones y que sean otros los que realicen el trabajo por ti.

Sí, tendrás que compartir el beneficio, pero el trabajo no dependerá de tu salud.

Y además puedes buscar más clientes mientras son otros los que ejecutan el trabajo.

Si en este momento me dices que a ti lo que te gusta es pintar y ejecutar las tareas, vale.  Perfecto.  Pero tienes que tener en cuenta que te puede pasar algo y dejar de generar ingresos.

Y esto no te pasa sólo a ti.  Le pasa a la mayoría de dueños de pequeños negocios y autónomos.  Que creas una estructura del negocio que depende completamente de ti.  Y esto te lleva a que si no trabajas no ingresas…

… pocas vacaciones; de ponerse enfermo ni hablar; y largas jornadas de trabajo.

 

Lo que me gusta es realizar las tareas

Genial.  Siempre está bien seguir teniendo contacto directo con los clientes y el núcleo del negocio.  Pero no lo hagas todos los días.  Deja al menos 3 días a la semana para dirigir tu negocio y 1 ó 2 días para ejecutar tareas.

Es decir, busca a alguien con el que realizar la colaboración de las tareas de tu negocio que no te gustan tanto.  Que no te gusta dirigir tu negocio, busca a alguien que le guste y sepa, que sea esa persona la que se encargue de las tareas de dirección.  Por poner un ejemplo.

Si eres terapeuta, por ejemplo, reservate 2 tardes a la semana para atender clientes.  Pero el resto del tiempo de la semana que sean otros los que atiendan a tus clientes.

De esta forma si algún día, Dios no lo quiera, te pasa algo, que tu negocio siga funcionando.

Otro ejemplo.  Si fabricas productos, busca la manera de llegar a algún acuerdo con otros fabricantes y que sean ellos quienes realizan la fabricación y tú dedícate a la distribución y comercialización.  Te ahorras muchos costes y quebraderos de cabeza.

Y que quede claro que deberán fabricar según tus estándares de calidad.

O al revés.  Realiza tú la fabricación y que sean otros los que distribuyen y comercializan.

Te doy estos consejos siempre y cuando lo que quieras es tener un pequeño negocio trabajando para ti.

Si lo que quieres es montar una multinacional, los consejos serán otros y deberás buscarlos en otros blogs.

 

Conclusión

Como ves, colaborar con otras personas/empresas es lo que te va permitir liberarte de tus cadenas y tener un negocio que trabaje para ti, y que te permita alcanzar el sueño que tenías al crear tu negocio.

Busca la manera de colaborar con otros y empieza ya a hacerlo.

Si quieres profundizar sobre la importancia de la colaboración, te recomiendo este estupendo artículo de Carlos Herreros.

 

Un saludo y ¡qué tengas una gran semana!

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora