03/01/2017 by Luis Lorenzo

Ética y Perspectiva

Dos valores fundamentales en los que se debe basar cualquier empresa, pequeño negocio o emprendimiento.

Realmente son valores fundamentales para cualquier ámbito de nuestras vidas.

Hace unas semanas, en la reunión de empresarios de AunaPYME en Villaviciosa de Odón (Madrid – España), Farid (uno de los participantes) nos expuso las líneas maestras de su empresa, que Virginia Manzano (otra participante) resumió en: Ética y perspectiva.

Y esto me dio la idea de escribir un artículo tratando sobre estos dos valores.

En las empresas deben existir más valores, por supuesto, pero la ética y la perspectiva forman dos de los pilares esenciales para crear y mantener un negocio duradero que nos permita alcanzar nuestros objetivos de vida.

 

Ética

Siempre me gusta ir al diccionario y conocer la definición que atribuye a las palabras, porque a veces hay confusión en el significado.

La RAE define ética en las acepciones 2 y 4 como:

2. Recto, conforme a la moral.

4. Conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida.

Desde hace ya varios años, en el mundo empresarial se están dando cuenta de algo que parece obvio, pero que para muchos no lo ha sido hasta ahora.

Para muchos, pero no para todos.  Porque las personas que han tenido realmente éxito con sus empresas lo han sabido desde siempre.

Ahora hay un término de moda, seguramente pasajero como todas las modas, para denominar esto. Es Customer Centric.  Aunque este término se centra en los clientes, sin extenderlo al resto de personas que interactuan con nosotros.

Lo principal de las empresas son las personas.  Personas empleados, personas clientes, personas proveedores.  Personas en definitiva de nuestra red de contactos.

Quien no se dé cuenta de esto está abocado al fracaso antes o después.

El problema es que las personas no es una de las variables dentro del modelo racional y numérico de gestión de empresas que ha imperado en la segunda mitad del siglo XX y que aún muchos se empeñan en mantener.

Para mí la ética es ser honrado y sincero con todas las personas que me rodean.  Y sobre todo ser considerado.

Esto no significa que yo tenga un aro de santidad encima de la cabeza y que siempre lo cumpla.  No seré yo el primero en tirar la piedra.  Pero trabajo y me esfuerzo (inteligentemente) cada día en conseguirlo.

Seguramente para ti la ética en tu empresa o puesto de trabajo sea otra cosa.  Es válido.  Cada uno somos como somos.  Lo importante es ser fiel a nuestros principios.

Todos tenemos una batalla interior con nuestros problemas que nos hace tener “diferentes comportamientos”.  Comportamientos que desconciertan a los demás.  Unos días estamos alegres, otros tristes, enfadados, alicaídos, optimistas …

Y, al igual que nos pasa a nosotros, también les pasa a los demás.  Puede molestarnos este comportamiento en otros, pero tenemos que darnos cuenta que también tienen su batalla interior.

Soy un firme creyente en que todo lo que hacemos deja una estela que con el tiempo nos encontrará y nos devolverá lo que hemos ido sembrando.

 

Perspectiva

Volvamos al diccionario de la RAE para saber cómo define perspectiva.  En la sexta acepción:

6. Visión, considerada en principio más ajustada a la realidad, que viene favorecida por la observación ya distante, espacial o temporalmente, de cualquier hecho o fenómeno.

Perspectiva es definir cómo quiero que sea el futuro y trabajar con paciencia y constancia para poner mi granito de arena en la construcción de ese futuro.

Perspectiva para mi es “preguntar a mi futuro” qué nuevos desafíos quiero  elegir para dar a mis clientes el servicio que se merecen, que es el mejor que yo puedo dar.

¿Cómo aplicar la perspectiva en tu empresa o pequeño negocio?  Creo que Herb Kelleher dio la respuesta hace muchos años:

Tus empleados (tú si trabajas sol@) son lo primero. Y si tratas bien a tus empleados, ¿sabes qué? Tus clientes vuelven, y eso hace que tus accionistas (tú si eres el dueño de la empresa o el profesional) estén contentos. Empieza con tus empleados y el resto sigue.

Esto me implica que tengo que seguir aprendiendo siempre.  Nuevos planteamientos vitales y profesionales.  Nuevas herramientas.  Otras experiencias.  Valorar opiniones contrarias a las mías por si yo estoy equivocado.

Regularmente tengo que cuestionar mis paradigmas para saber si son correctos o no.  Y sobre todo para conocer si mis paradigmas siguen estando alineados con mi evolución personal.

Tenemos que ser éticos con todas las personas que nos rodean.  Pero para poder serlo, primero tenemos que ser éticos con nosotros mismos.

Desde este punto nuestra perspectiva será la correcta.

¿Eres étic@ contigo mism@?

 

Un saludo y ¡qué tengas una gran semana!

Luis

¿Puedes ayudarme a llegar a más gente?

Seguro que conoces a algún autónomo o pequeño empresario que necesite organizar su negocio porque trabaja muchas horas y no tiene el resultado esperado.

Si es que sí, reenvíale este artículo o ponnos en contacto para ayudarle.

Si no conoces a nadie en esa situación pero crees que este artículo es inspirador y valioso, por favor, COMPÁRTELO clicando los botones de Twitter, Facebook, LinkedIN y Google+ más abajo porque así otros también podrán disfrutarlo.

 ¡Muchas gracias!

Luis Lorenzo | Pequeños Negocios Escalables

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Y de regalo, un vídeo GRATIS con las primeras claves para que organices tu negocio y que continúe generando ingresos cuando tu no estas presente.

Odio el spam tanto como tú. Sólo te envío contenido de valor.

Suscríbete ahora

#aprender#clientes#Ética#Visión