Universitas 567

Universitas 567

Hola,

Quiero contarte algo que me llena de ilusión.  Este jueves 14/5 realizo el seminario de inauguración de Universitas 567.  Lo que me hace ilusión es que hayan elegido la temática de Innovación Organizacional, y a mi como ponente, para arrancar este proyecto.

Universitas 567 es la nueva rama académica del Club 567.  Un club de empresarios en el que consideran hoy en día, en la era de las redes sociales virtuales, que las relaciones personales son más importantes que nunca.  Fortaleciendo los nexos que se establecen entre los miembros que permanecen y se fortalecen con el tiempo, con el compromiso de colaborar y ayudarse mutuamente entre los miembros.

Pero Universitas 567 no es formación sin más.  Esta es su visión:

Universitas 567 nace como una institución académica privada de estudios superiores de nueva generación, en respuesta a los cambios sociales, económicos y estructurales que se avecinan, con el fin de dotar a la sociedad de herramientas, conocimientos y habilidades que ayuden en la formación de profesionales comprometidos con su tiempo y con su entorno, tan cambiante como hostil, con un planteamiento nuevo en el desarrollo del conocimiento.

Queremos ser la Escuela de los Profesionales que deseen ser motores del cambio, que crean que la formación, aún siendo continua, se desdibuja de su propósito de mejora y desarrollo si no está acompañada del restablecimiento de un modelo de valores sólidos, en los que sean protagonistas la honestidad, lealtad, integridad y vocación de servicio, preocupándose por ello y ocupándose de liderar su destino y el de las futuras generaciones.

Supongo que después de leer esta visión que tienen entiendes perfectamente por qué me siento tan orgulloso de que hayan pensado en mi para realizar la inauguración.

Universitas 567 cuenta con gran cantidad de formadores de altísimo nivel y un equipo gestor que quita el aliento.  Estoy convencido de que este proyecto va a tener un recorrido muy largo e importante, con el que van a ayudar a muchos profesionales a recuperar los valores para hacer que tu negocio ingrese en el siglo XXI, como traté en una entrada anterior.

Yo voy a impartir mi seminario ¿Vives o trabajas?  Pon tu negocio a trabajar para ti del que puedes encontrar más información aquí.

Como te he comentado más arriba será este jueves 14 de mayo a las 10:30 en la sede del Club 567 en la calle Velázquez 12. 1º.   El precio por persona es de 50 euros.

Para inscribirte haz clic aquí.

Espero saludarte en el seminario.

Un saludo,


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Más excusas para no aprender lo que necesitas

En la última entrada Excusas para no aprender lo que necesitas te comenté 4 excusas que te pones para no aprender nuevas habilidades que necesitas para sacar tu negocio adelante.  No es necesario que te conviertas en un experto en estas habilidades, pero si tener el conocimiento suficiente como para saber si se están ejecutando bien o mal por parte de otras personas.

Que las tareas las realice otra persona es delegar, eso lo sabemos todos.  Pero si no hay una confianza absoluta en la otra persona no existe delegación real.  Pero de esto ya hablaré en otra entrada más adelante.

Continuo con las excusas

Excusa nº 5: Mi negocio es muy pequeño y no necesita esto

Esto es muy interesante.

Entonces, ¿tu pareja está de acuerdo con la situación actual de tu empresa?

¿Aporta tu empresa el estilo y nivel de vida que queréis?

No se trata de mejorar tu negocio para trabajar más y tener menos tiempo. Al contrario, se trata de formarte en lo que hará crecer tu empresa y libere tu tiempo para tener mayor calidad de vida para ti y tu gente.

Excusa nº 6: Quiero esperar hasta estar más preparado u organizado

Pues vas a esperar un buen rato.

Piensa que ahora mismo no tienes ningún incentivo para prepararte y organizarte.

Desde el momento en que empieces el aprender nuevas habilidades vas a estar preparado para multiplicar tu negocio exponencialmente.

Querer estar preparado y esperar a ello es un freno psicológico como la copa de un pino. El camino de “algún día de estos” lleva a la ciudad de “a ninguna parte”.

Además, no te estoy pidiendo correr un maratón. Mucha gente con la que trabajo llegan sin suficientes horas en el día.  Yo les ayudo a conseguir organizar su negocio desde el punto en que se encuentran para aplicar algunas de las palancas para escalar y otros métodos con los que hacen su negocio escalable.

Excusa nº 7: No me gusta estar en grupos

Y es normal si estos grupos están formados por personas mediocres y no creativas.

Antes de gastar dinero en un curso intenta averiguar si ha habido convocatorias anteriores y busca en Internet opiniones sobre el curso.  De muchos de ellos no hay comentarios.  Intenta fiarte de tu instinto y decidir si el formador, sus acciones comerciales, marketing, forma de expresarse y de explicarse te dan buenas impresiones.

Es importante que te des cuenta que para poder ser mejor tienes que relacionarse con otros empresarios y profesionales que sean mejores que tú en otras áreas.

Una manera de mejorar es rodeándote de personas mejores que tú en los campos que quieres mejorar.

Tu prejuicio seguramente es fruto de experiencias con personas parásito en lugar de personas productoras y energizantes.

Excusa nº8: No veo como nuevas habilidades pueden cambiar algo

Dirigir un negocio requiere una serie de habilidades para ejecutar las acciones necesarias.

Tienes dos opciones:  hacerlas tú o tener al alguien que las haga por ti.

Pero para tener a alguien que lo haga por ti, como hablamos en la palanca 3 El talento de otros de las palancas para escalar tu negocio, tienes que asumir que vas a compartir el beneficio.  Tu margen va a ser menor pero vas a ganar horas de libertad.  Yo te recomiendo esta opción.

Si aún así sigues empeñado en que quieres hacerlo tú, recuerda lo que te decía hace unas semanas.  Tienes que realizar un esfuerzo inteligente que sea el que haga que tú negocio dure todos los años que tu quieras (y que el mercado te deje).


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Excusas para no aprender lo que necesitas

Hace un par de semanas te hablaba de que Intentas todo lo que sabes (para sacar tu negocio adelante) y que este es el problema por el que no sacas tu negocio adelante.  Que no aprendes cosas que no sabes, nuevos conocimientos que harán que tu negocio siga funcionando durante todo el tiempo que tú quieras.

Esto es enfocarse en el esfuerzo inteligente.  Ese tipo de esfuerzo que nos hace avanzar, crecer (el que quiera) y ser mejores personas y mejores profesionales.  Justificarse en el esfuerzo sacrificio ya no vale.

Entre hoy y la próxima semana os voy a presentar ocho escusas y objeciones que utilizamos constantemente para no aprender cosas nuevas.

Excusa nº 1: No tengo tiempo

¿En serio no tienes tiempo?

¿No tienes 2-3 horas semanales para invertir en el futuro de tu negocio? ¿por cuánto más piensas no poder tener tiempo?

Sino puedes reservar tiempo para esto, ¿cuándo vas a tener tiempo para salir de la ratonera en la que te has metido? ¿Cuándo vas a tener tiempo para investigar qué es lo que han hecho bien gente como tú para hacer que sus negocios funcionen?  ¿Cuándo vas a tener tiempo para implementar cualquier estrategia y así poder hacer llevar tu negocio a la línea de flotación?

Nunca ha habido mejor momento que ahora para invertir en el conocimiento que te ayudará a sacar tu negocio adelante.

Es un círculo vicioso. ¿Lo ves?

Excusa nº 2: No tengo el dinero

Un clásico.  ¿Qué levante la mano aquel que no lo ha utilizado nunca?  Es una escusa fácil.

El dinero es siempre una cuestión de prioridades. Cuando a algo le has dado la importancia debida, has sacado dinero de debajo las piedras aun cuando decías no poder permitírtelo.

El dinero es pues una cuestión de prioridades y no veo mayor prioridad que la de invertir en tu empresa para que vaya mejor y poder vivir tranquilo.

Al aprender cosas nuevas no sólo recuperas el dinero de vuelta sino que inviertes en algo que te aportará aún más dinero. Es un conocimiento que no caduca.

Excusa nº 3: Ya se todo lo que tengo que saber

¿Seguro?  ¡Qué suerte!

Aunque permíteme que sea poco respetuoso contigo, pero yo no te creo.  Si sabes tanto ¿por qué tu negocio va tan mal?  Si sabes más que el de al lado ¿por qué a él le va bien y a ti no?

Además, no se trata sólo de información sino también de implementación y de los resultados que esa información aporta.

Puedes ir a formaciones,  leer todos los libros y blogs del mundo pero si no tienes el plan que te permita implementar y ejecutar lo aprendido, de nada te sirven.

Seguramente estás infoxificado más que informado.

Excusa nº4: No me apetece

Al menos ahora eres sincero y eso se agradece.

El 5% de las personas que tienen éxito son aquellas que están dispuestas a hacer lo que el otro 95% de las personas que no tienen éxito no están dispuestas a hacer.  Es decir, que pasan a la acción.  Y no sólo de aprender cosas nuevas, sino de implementarlas en sus negocios.

Hay cosas y momentos en la vida que determinan el futuro de tu empresa.

Woody Allen ya lo dijo, es mejor hacer que decir lo que vas a hacer, porque haciendo lo dices dos veces. Mi pregunta es, ¿vas a mostrarte tú por tu futuro?

Haz clic aquí para ir a la continuación de este artículo.

 

Un saludo,

P.D.:  Tengo nuevas fechas para el seminario ¿Trabajas por horas o automatizas tu negocio?  Aumenta o mantén tus ingresos trabajando menos».

  • Viernes 24 de abril en Coworking La Solana de 17 a 21h.  Un centro ESPECTACULAR al borde de la sierra, en Torrelodones.  Y para muestra un botón, la foto que acompaña esta entrada es el Coworking La Solana donde imparto el seminario.  Disfrutaremos del espacio de reflexión que creo en el seminario en un entorno privilegiado de paz y tranquilidad.  Más información del seminario aquí.  Para inscripciones y pago contactar directamente conmigo.
  • Martes 28 de abril en Coworking SeAceptanIdeas de 16 a 20h.  Este es en Madrid, zona Ciudad Líneal (calle Alcalá casi con Arturo Soria).  En un centro mucho más sorprendente de lo que parece a primera vista.  Más información, inscripciones y pago aquí.

 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Intentas todo lo que sabes (para sacar tu negocio adelante)

Pero no intentas saber más y por eso tienes que cerrar.

La mayoría de los dueños de negocios y emprendedores tienen muy pocos de los conocimientos necesarios para gestionar un negocio.

¿A cuánta gente, dueños de negocios como tú, has oído decir que han hecho todo lo que sabían para sacar su negocio adelante?

Dueños de negocios que tuvieron que cerrar sus negocios porque no funcionaron.

Dueños de negocios que se creían que con lo que sabían era suficiente para hacer funcionar su negocio y vivir de él.  Incluso hacerse rico con el negocio.

Personas normales, como tú y como yo que somos los que creamos más del 75% de las nuevas empresas cada año, que cuando crearon sus negocios buscaban el paraíso y lo que se han encontrado es con el infierno.

Infierno de no conseguir clientes.

Infierno de no llegar a fin de mes.

Infierno de no poder pagar a sus empleados y/o proveedores.

Infierno de no saber qué más hacer.

Infierno de ver como poco a poco sus ilusiones se van desvaneciendo y se quedan en nada.

El problema de la justificación

El problema  es que se justifican con que han hecho todo lo que sabían para defender su gestión y mitigar el cargo de conciencia que pueda tener por no haber podido conseguir lo que quería.  Por no haber podido conseguir tener un negocio rentable del que poder vivir y sentirse orgulloso.

Y es que no vale sólo con intentarlo, hay que hacerlo bien.

Como dicen en la película de Espartaco “El infierno está lleno de buenas intenciones”.   Tener buena intención no justifica hacer las cosas mal y causar problemas a terceros.

Para hacer las cosas bien lo primero que tenemos que utilizar es el sentido común, que es el menos común de los sentidos.

Crean negocios en los que se endeudan desde el principio pidiendo préstamos (no estoy en contra del endeudamiento pero hay que hacerlo bien).  Buscan ayudas de la administración y se quejan cuando no hay (por suerte, pero de esto ya hablaré en otra entrada).  Alquilan locales u oficinas.  Compran maquinaria, ordenadores, mobiliario, etc.  Contratan personal.  Página web.  Campaña de marketing.  Y muchos más gastos.

Y todo esto sin saber si su idea de negocio va a funcionar o no.  Sin haber hecho una prueba previa de si van a tener clientes para lo que venden o no.

Esta prueba es tan sencilla como salir a la calle a entrevistar a potenciales clientes sobre tu idea y ver si muestran interés o no.  Obviamente esto no te asegura el éxito del negocio, hay muchas cosas que vienen detrás que pueden hacerte fracasar.  Pero compruebas SIN COSTE si lo que vas a ofrecer puede captar el interés suficiente de estos clientes potenciales.

¿Cuántos negocios conoces en tu barrio que han cerrado a los pocos meses de abrir?

El motivo por el que cierran estos negocios  es muy sencillo.  No han hecho un cálculo de todos los gastos que van a tener en el primer año.

El cálculo, que hacen las personas que quieren crear un negocio, del dinero que necesitan para empezar se reduce a la inversión inicial que tengan que hacer y quizá a sobrevivir un par de meses, con la esperanza que empezarán a vender mucho en poco tiempo.

Todos sabemos que el primer año vas a vender muy poco, por lo que tendrás que empezar con los recursos económicos suficientes para aguantar ese año casi sin ingresos.  Esto no lo hace casi ningún emprendedor sin conocimientos empresariales (y de los que tienen conocimientos empresariales tampoco lo hacen todos).

Y es que si los gastos que vas a tener durante todo un año son 40.000 € y necesitas una inversión inicial de 15.000 €, el dinero que tienes que tener para empezar tu negocio son 55.000 €.  Para poder pasar este primer año que vas a vender poco y estarás siempre en pérdidas.

Qué es lo que se hace normalmente – “ Pues si necesito 15.000 €  para la inversión inicial pido 20.000 € para ir tirando hasta que empiece a vender”.

Y empiezan a hacer todo lo que saben para sacar su negocio adelante.

Y pasa lo inevitable.  En pocos meses se queda sin dinero y tiene que cerrar.  Todos los negocios cierran porque se quedan sin dinero, sin tesorería.

Y se queda con una deuda que tiene que seguir pagando.  ¿Cuántos casos conoces así?  Algunos llegan a perder hasta su casa.

Error.   Muchos errores.  Pero el primero es hacer mal las previsiones de necesidades de dinero.

Como hemos visto en el ejemplo necesitaba al menos 35.000 € más de los que creía.  Y eso suponiendo que en el segundo año empieza a tener ingresos regulares al menos para cubrir los gastos.

Necesitas más conocimientos

Como decía al principio de la entrada el problema es que sólo ha hecho lo que sabía y no se ha preocupado de aprender y estudiar sobre otras áreas necesarias para gestionar bien un negocio.

Por ejemplo conocimientos mínimos en gestión financiera para calcular cuánto dinero necesitarías para empezar.

Conocimientos en desarrollo de productos o servicios para crear una propuesta de valor increíble que sea totalmente irresistible para tus clientes potenciales.

Conocimientos en Marketing para hacer llegar a tus clientes esa propuesta de valor tan irresistible que te hace único sobre todos los demás.

Por supuesto saber vender, que es uno de los grandes problemas de los emprendedores, autónomos y microemprensarios en España.  ¿Cuántos libros sobre ventas tienes en tu casa?

Conocimientos en estrategia empresarial para saber cómo organizar tu negocio para que trabaje para ti y no seas tú el que trabaja para tu negocio.

También es cierto que la oferta formativa sobre competencias empresariales que hay no se ajusta en absoluto a las necesidades de microempresarios y autónomos.

Casi todo está orientado para crear negocios mucho más grandes del tamaño que tú quieres empezar.

Pero de esto ya hablaré la próxima semana


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora