¿Es tu negocio interesante?

De lo que hoy voy a hablar en esta entrada es de una idea que lanza Tom Peters en su libro «Nuevas organizaciones en tiempos de CAOS», y es la de tener una EMPRESA INTERESANTE (aunque en la horrible traducción a español de la edición que tengo ahora lo hayan traducido como Empresa Curiosa).

Vuelvo a preguntarte ¿es tu negocio interesante?

Con esta pregunta lo que quiero es que te pares a pensar si los productos que fabricas/servicios que prestas son interesantes PARA TU CLIENTE, o si son más de lo mismo que hay en el mercado.  Y aquí no entro a valorar el precio.

Piensa también si la forma de trabajar dentro de tu negocio es interesante.  ¿Tus trabajadores están encantados de ir cada mañana a trabajar?  Es más ¿están deseando que llegue el lunes para volver al trabajo?  (Doy fe que existen negocios así, por suerte.  Lo malo es que son muy pocos negocios).

¿Y las relaciones con tus colaboradores externos?  Proveedores, clientes, …  ¿Son interesantes para ti?  ¿Y para ellos?

La gran mayoría de los negocios de hoy en día son más insípidos que el agua.  Estos negocios no pueden resistir en la economía loca del siglo XXI.  El problema es que aún dependemos de estos negocios para sobrevivir.  Tienen estratégias que hasta un niño diría que están abocadas al fracaso.  El problema es que no hay un niño que «asesore» a estos dueños de negocios.

Ya no sólo si tu negocio es interesante, voy más allá… ¿tu negocio es apasionante?

Tom Peters propone esta lista de ideas para tener un negocio interesante.  No es necesario cumplirlas todas ni hacerlas todas a la vez, pero puedes ir empezado por la que menos trabajo te cueste.

1. Contrata a personas curiosas.
– Tu política de contratación de personal es clave.  Busca pasión, flexibilidad y entusiasmo.
2. Contrata a unos cuantos excéntricos.
– La clave es buscar chiflados que tengan un insaciable «hambre de aventuras».  No importa que sepa hacer lo que necesitas.  Ya le enseñarás.
– Guy Kawasaki nos pide que convitamos a todo el mundo en exaltados, infatigables, arrolladores y locuaces predicadores.
3. Prescinda de zoquetes, anime a los chiflados.
– Hay jefes con los que todo el mundo se calla cuando entra en la habitación, y otros que todo el mundo se siente mejor cuando entra en la habitación.
4. Busca juventud.
– Los jóvenes son mucho más irresponsables y tienen mayor predisposición a hacer cosas arriesgadas
– Poner en un equipo con gente mayor, para contrastar las cosas arriesgadas con la experiencia.  «Mas sabe el diablo por viejo que por diablo»
5. Insiste en que todo el mundo coja vacaciones.
6. Implanta periodos sabáticos de varios meses para transformarnos y renovarnos.
7. Promueve nuevos modelos de relación.
– El objetivo de la empresa es crear conocimiento.  Es un proceso intelectual, no un proceso de producción.
– Favorece que se relacionen personal de distintas áreas y trafiquen con el conocimiento.
8. Organiza clubes, trae gente de fuera, fomenta programas de formación que se salgan fuera de lo corriente.
– Invita a alguien de fuera del mundo empresarial y de tu sector que esté haciendo algo llamativo.
9. Mide la curiosidad.
– En las evaluaciones anuales-semestrales:
· La cosa más rara que has echo este año fuera del trabajo;
· la idea más insensata que has intentado llevar a cabo en el trabajo;
· la metedura de pata más original que has tenido en el trabajo y fuera de él este año;
· las 5 reglas más estúpidas que se aplican en la oficina.
10. Busca trabajos raros, que te resulten emocionantes.
11. Mírate al espejo.  Si tu no eres curioso tus trabajadores/colaboradores tampoco lo serán.
12. Enseña a ser curioso.
13. Haz divertido el trabajo.  Que a la gente le resulte difícil irse cada tarde de la oficina.
14. Cambia de ritmo.  Haz cosas que no se esperan.  Lleva palomitas de maiz en la próxima presentación de lo que sea.

Esta es una de las maneras de tener clientes interesantes (que compran nuestros productos y servicios interesantes) en el siglo XXI.  Pero por supuesto hace falta más…

 


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Presentación del libro 1001 consejos para emprender de Educa2020

Hola,

Hoy quiero hacerte un breve comentario sobre algo que me hace mucha ilusión.

El próximo miércoles 21 de enero Educa 2020 (que pertenece a diariocritico.com de Fernando Jaúregui) va a presentar el libro 1001 consejos para emprender, en el que han recogido los consejos de muchos profesionales, algunos grandes expertos, y los han recopilado en este libro.

Yo también participo en el libro con una modesta aportación en la que comento los beneficios de utilizar software de gestión en un emprendimiento (y cualquier negocio consolidado) para mejorar los procesos, reducir costes y aumentar la competitividad.

Aquí os dejo el cartél informativo de la presentación con todos los datos.

* Van a repartir ejemplares gratuitos del libro 🙂

cartel_presentacion_libro_ucm

 


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

¿Trabajas por horas o automatizas tu negocio?

O dicho de otra manera ¿trabajas tú para tu negocio o tu negocio trabaja para ti?

Trabajando por horas creces de forma lineal hasta un tope. Este tope es el número de horas que trabajas al día.

Así que por muy caras que cobres las horas siempre tendrás un límite de crecimiento.

Además de largas jornadas de trabajo, pocas vacaciones e imposibilidad de enfermar porque si no tú estás tu negocio no funciona.

Esto es lo que se llama un negocio-empleo.

Trabajando con sistemas automáticos creces de forma exponencial y el límite lo pones tú.

Creas un sistema de procesos que permite que tú negocio funcione sin necesidad de estar siempre presente.

Ahora ya puedes decidir cuántas horas quieres trabajar al día, eso depende de ti, porque tu negocio seguirá funcionando y creciendo para mantener el nivel de vida que quieres.

Esto es lo que se llama un negocio-empresa.

 

¿Cuál elegir? ¿Hay uno malo y otro bueno?

No hay uno bueno y otro malo. Simplemente tienes que saber qué supone cada uno de ellos y elegir.

El sistema de trabajo a elegir (por horas o por procesos) depende de los objetivos que estableciste al crear tu negocio.

Trabajar por horas no requiere mucho esfuerzo empresarial. Te mantienes dentro de tu zona de confort. Implementas algún sistema de ventas que te sea efectivo y vas realizando los pedidos de tus clientes. Como decía antes el límite está en la cantidad de horas que trabajes al día.

Si tú objetivo es vivir realizando labores de forma artesanal (bien sean de productos o de servicios) este es el método de trabajo que debes elegir. Ya sabes que tendrás largas jornadas de trabajo que te quitarán mucho tiempo para lo que tu quieres: tu familia, ocio, descansar, vacaciones, fines de semana…

Sin contar con que tampoco podrás ponerte enfermo porque si no trabajas no ingresas. Trabajando por horas tú eres el único que sabe realizar las tareas de tu negocio.

Los resultados van a llegar a corto plazo. Pero no aumentarán sustancialmente en el futuro.

En cambio trabajar por procesos te va a hacer salir de tu zona de confort … con lo que conseguirás tener una zona de confort más grande donde podrás moverte con mayor libertad y seguir ampliando tus capacidades.

Vas a crear/modificar tu negocio de forma escalable. Quien trabaje contigo va a saber exactamente lo que tiene que hacer en cada momento y que resultado debe conseguir.

Se van a acabar esas largas horas haciendo tareas secundarias, pero necesarias, inherentes de tu negocio.

Tu «sólo» vas a tener que encargarte de tres cosas:

  • Establecer objetivos;
  • Crear y actualizar los procesos;
  • Y tener el equipo (personas) perfectamente preparado.

Quizá así no suene para tanto pero te puedo asegurar que, sobre todo al principio, vas a tener que remangarte las mangas y sudar para conseguirlo. Como te he dicho antes tendrás que salir de tu zona de confort.

Si quieres mejorar la productividad de tu negocio la solución probablemente pase por automatizar sus procesos. Aunque pueda parecer un cambio costoso, se trata simplemente de cambiar la forma en que conducimos nuestra empresa.

Aumenta o manten tus ingresos trabajando menos.

Los resultados van a llegar a medio plazo. Pero a largo plazo se pueden multiplicar y tu carga de trabajo se reducirá en gran medida.

Un saludo,

Luis

Y si crees que este artículo es inspirador y valioso, por favor COMPÁRTELO clicando los botones de Twitter, Facebook, LinkedIN y Google+ más abajo porque así otros también podrán disfrutarlo.

 ¡Muchas gracias!

 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora