No enseño a nadie por si luego se va… (pues así no llegarás muy lejos)

¿Lo dices en serio?

¿DE VERDAD QUE LO ESTÁS DICIENDO EN SERIO?

¿Prefieres pasar tu vida trabajando en tu negocio de sol a sol, e incluso más, a tener una persona que te ayude a alcanzar la rentabilidad?

Es la rentabilidad de tu negocio lo que te permitirá alcanzar los sueños que tenías cuando lo creaste.

Esta manera de pensar, junto con el síndrome del Día a Día Me Come del que te hable la semana pasada, son dos de los mayores lastres para la rentabilidad de tu negocio.

Espero que con este artículo pueda hacerte cambiar de opinión.

 

Libera tu tiempo

Con una persona formada, que sepa realizar todas las tareas de tu pequeño negocio, lo primero que vas a conseguir es tiempo.

Tiempo para ti, para que lo utilices en lo que quieras.

Para uso profesional y/o personal.

Para uso personal no voy a ser yo quien te diga cómo utilizarlo.

Pero para uso profesional puedes usarlo para trabajar en tu modelo de negocio y en seguir desarrollándolo para sacarlo adelante, hacerlo crecer o lo que sea que quieras hacer con él.

Ese curso para adquirir una nueva capacitación. Desarrollar esa nueva habilidad. Realizar una colaboración estratégica que antes no podías atender.

¿Qué es lo quieres hacer pero que no tienes tiempo para hacerlo?

Teniendo más tiempo vas a poder establecer ese hábito del que te hablaba la semana pasada que es trabajar durante 2 horas cada día en el desarrollo de tu negocio.

Con una o más personas que sepan realizar las tareas de tu negocio podrás irte de vacaciones tranquilamente. Podrás ponerte enfermo. Y aún así tu negocio seguirá funcionando.

Mientras estas personas están contigo aprovecha para sacarles el máximo jugo. Que se sientan motivados para rendir al máximo e implicarse con tu negocio como si fuese el suyo propio.

Si sienten tu negocio como suyo propio (y el retorno económico que tienen está acorde con el trabajo desarrollado y con la rentabilidad del negocio), las posibilidades de que se vayan se reducen.

Porque todos sabemos que crear un negocio tiene mucha incertidumbre.   Ellos también lo saben. Y trabajar por cuenta ajena siempre te da una “seguridad” que no tienes con tu propio negocio.

Yo no soy experto en liderazgo, pero dar a las personas capacidad de decisión y que puedan conseguir resultados valorando su trabajo son dos de las mayores fuentes de motivación laboral.

 

Se un buen líder.

Si crees que no lo eres busca ayuda con alguno de los muchos profesionales que hay actualmente para aprender a desarrollar esta habilidad.

No estoy diciendo que tengas a una (o varias) personas haciendo las tareas que no quieres o no puedes hacer. Esto también.

Estoy diciendo que tengas, al menos, un clon tuyo que sepa hacer todas las tareas que tú haces e incluso tenga capacidad de decisión como si fueses tú mismo.

Obviamente tiene que ser una persona en la que confíes plenamente, tanto en su capacidad de trabajo como en su capacidad de decisión.

Establece tus estándares de trabajo y de calidad y no aceptes menos.

Tiene que ser una persona que piense como tú. Que entienda el negocio y los negocios como tú. De nada te sirve confiar en una persona que no va a hacer las cosas como tú las harías.

Por lo que una de tus labores es moldear a la/s personas que elijas para ser tus clones.

Tienes que abrirte a ellos y contarles todos tus secretos profesionales y dejarles conocer cómo eres como persona.

Si no saben cómo eres como persona no podrán saber qué decisión tomarías tú en cada situación.

Porque las decisiones las tomamos con el corazón, con las emociones.

Y las emociones son algo muy personal.

Y para poder hacer esto tienes que CONFIAR.

Si no confías en las personas nunca podrás delegar tus funciones y seguirás haciendo tú todas las tareas, lo que te impedirá tener un negocio rentable que te permita alcanzar los sueños que tenías al crear tu negocio.

¿Tú crees que si Martín Berasategui no hiciese esto tendría 7 estrellas Michelín en 3 de sus 10 restaurantes?

¿Crees siquiera que hubiese podido abrir más de un restaurante?

Martín Berasategui enseña a sus trabajadores todo lo que sabe.  Es la única manera de poder estar seguro de que harán las cosas como él quiere que se hagan.

Está claro que siempre cabe la posibilidad de que gente a la que has formado y sepa hacer las cosas tan bien como tú, o incluso mejor que tú, decida ponerse por su cuenta y crear su propio negocio.

(Pero es que si no lo formas puede ocurrir algo peor y es que se queda siempre en tu negocio. Una persona que cada día que pasa será menos productiva porque sus conocimientos se van quedando más anticuados.)

Un negocio que puede ser de lo mismo que el tuyo o no. Puede ser tu competencia. Pero… ¿y si en vez de competencia buscas la COOPETENCIA?

COOPETENCIA es llegar a acuerdos de colaboración que os favorezcan a los dos. Aquí puedes aplicar las ideas sobre productividad externa que te di en este otro artículo.

Si te ha gustado el artículo no te olvides de compartirlo en tus redes … ganas 1 hora de vida cada vez que compartes 🙂

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Soluciones para librarte del síndrome del Día a Día Me Come

El síndrome del Día a Día Me Come o DDMC es ese por el que nunca o casi nunca puedes avanzar en las cosas importantes para tu negocio, porque las cosas urgentes pero poco importantes no te dejan tiempo.

Sobre este síndrome me hablo por primera vez Antonio Herrero, fundador de Smart Attitude, el día que nos conocimos. Y me pareció un nombre muy apropiado para definir esta situación que le ocurre a mucha gente.

En el síndrome del Día a Día Me Come caemos nosotros inconscientes pero voluntariamente por la “obsesión” de hacer nosotros las tareas y así ahorrarnos dinero.

Pero lo que hacemos es gastar tiempo, nuestro tiempo que nunca volverá, en tareas que son improductivas en vez de utilizar nuestro tiempo en realizar tareas productivas y rentables.

Nosotros, como dueños de negocios, nos tenemos que esforzar para centrarnos en realizar tareas que sirvan para el desarrollo del negocio.

 

Es difícil librarse del Día a Día me come

En algún momento todos hemos tenido el síndrome del Día a Día Me Come, sobre todo en las fases iniciales de nuestro negocio.

Y los que lo hemos pasado sabemos lo difícil que es librarse del él.

El síndrome del Día a Día Me Come te atrapa como en una tela de araña y no te deja escapar. Y si lo intentas “por la fuerza” más te atrapa.

Para librarte del síndrome tienes que utilizar el Esfuerzo inteligente, del que ya he hablado en alguna ocasión.

 

Algunas soluciones

Te ofrezco algunas ideas para poder librarte del síndrome.

Una de las cosas que te recomiendo hacer es adquirir hábitos, buenos hábitos. Es importante que entre tus prioridades esté ser más productivo.

Y el hábito/solución más importante que tienes que adquirir es el de tener al menos 2 horas cada día para poder trabajar a pleno rendimiento en el desarrollo de tu negocio.

2 horas en los que puedas entrar en “la zona” (ese momento en el que eres 200% productivo, en el que avanzas a toda velocidad). Ya sabes que luego tienes otros momentos del día en el que casi no avanzas. Esto es así.

Lógicamente siempre tendrás tareas más administrativas de las que no te podrás librar. Estas tareas, además de reducirlas al mínimo, déjalas para los momentos del día en que no estés en “la zona”.

Tanto si trabajas sólo como si trabajas con otras personas establece una franja de 2 horas al día en las que nadie te puede molestar, ni siquiera si se está cayendo el cielo sobre nuestras cabezas.

Con esto además consigues que las personas que dependen de ti, en caso de tener, sean más autosuficientes ya que necesitarán ser ellos los que tomen decisiones. Gran fuente de motivación, por otra parte.

Otro hábito/solución es realizar una lista con las prioridades de tu negocio.

Esta lista tienes que revisarla regularmente porque las prioridades pueden ir cambiando junto con la situación externa, de modo que tengas que ir actualizando las prioridades para mantener el foco en tu objetivo.

Por ejemplo, en estos momentos tu máxima prioridad te hace tener una línea de trabajo más individual, pero surge la oportunidad de realizar una colaboración que puede ser muy beneficiosa para tu negocio a corto plazo.

En este caso, si decides realizar esa colaboración, tu prioridad cambia.

Cada prioridad tiene una serie de tareas asociadas a realizar.

Haz cada día una lista de las tareas/hitos que debes realizar si o si para ir consiguiendo esa prioridad.

Una lista de tareas/hitos que serán en los que te centres cuando estés en “la zona”.

Y más importarte aún, haz una lista de las tareas que no vas a realizar tú, porque estas tareas son las que te hacen tener el síndrome del Día a Día Me Come.

Para poder conseguir estos dos hábitos busca información sobre productividad interna. Uno de los mayores expertos sobre éste tema es Berto Peña.

Y si te estás preguntando que si no haces tú las tareas de la lista de tareas que no vas a realizar tú ¿Quién las va a realizar?

Para esto te recomiendo otro hábito/solución. Delegar.

Este hábito está sustentado por la productividad externa de la que te hablé hace poco en Productividad externa o la otra cara de la moneda.

Últimamente está surgiendo uno nuevo tipo de profesional que son los Asistentes Virtuales.

Son personas que, gracias a la tecnología, pueden realizar muchas de esas tareas que no debes realizar tú, directamente desde su oficina (o desde su casa).

Contrata los servicios de un Asistente virtual. Será uno de los dineros mejor invertidos de tu negocio.

Pueden gestionarte el correo, la agenda, la documentación comercial (facturas y esas cosas de “papelajos”), crear tus presentaciones y muchas cosas más.

Yo te recomiendo Secretariasenlinea. Cristina y Rosa Ana hacen un trabajo fantástico… y además son unas chicas majísimas.

Para terminar. Decide lo que es importante para tu negocio y reserva tiempo único y de calidad para trabajar sobre ello. Esto será lo que lleve tu negocio hacia delante.

Si te ha gustado el artículo no te olvides de compartirlo en tus redes … ganas 1 hora de vida cada vez que compartes 🙂

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

¿Por qué lo llaman monetización cuando lo que quieren es hacer dinero?

Hoy quiero hacer una pequeña reflexión sobre algo que está ocurriendo desde hace algunos años y que tiene mucho que ver con una parte de nuestra cultura.

Y es no llamar a las cosas por su nombre.

Ese problema que tenemos en España con todo lo relacionado con el dinero.

“Hablar de dinero es de mala educación” y frases de ese tipo que oímos cuando éramos pequeños. Con esos tabús sobre el dinero hemos crecido y ahora se traspasan al ámbito de los negocios y del emprendimiento.

Dicen monetización en vez de hacer dinero que realmente es lo que quieren conseguir.

La semana pasada hablaba de precios competitivos cuando lo que realmente quieren decir es precios bajos.

¿Por qué no quitamos estos tabús de nuestra “jerga de negocios” y llamamos las cosas por su nombre?

¿Por qué no dejamos de esconder la realidad y la afrontamos tal como es?

No tiene nada de malo querer hacer dinero con tu negocio.

De hecho la gran mayoría de los emprendedores lo que quieren es montar un negocio del que vivir toda su vida y ganar dinero con él. Sobre esto ya hablé hace unas semanas en Ego versus Resultados.

Cambiar el nombre a las cosas no hará cambiar la idea que se tiene en éste país sobre los empresarios.

Esa idea que tienen algunos de que los empresarios somos malos, egoístas, explotadores, y muchas otras cosas.

Para cambiar esa idea que tienen muchos sobre los empresarios lo que tiene que ocurrir es que no haya empresarios así, que todos sabemos que los hay.

Esta es la realidad sobre la que cuestionaba antes.

Lo que tenemos que hacer entre todos los pequeños, medianos y grandes empresarios es trabajar para que NO existan más ese tipo de empresarios dañinos que desacreditan a todos los demás (también es cierto que estamos desacreditados a los ojos de quienes quieren verlo así).

Pero ésta es otra historia, como decían en Irma la dulce.

Hoy abogo por seguir llamando las cosas por su nombre y enfocarnos en buscar la rentabilidad de todas y cada una de las pequeñas y grandes empresas que ya existen, de los emprendedores que están creando su negocio y de los negocios que se crearán en el futuro.

No mareemos la perdiz con cosas que nos hagan distraernos, aunque sea un milímetro, de nuestro foco. Como es cambiar el nombre de las cosas.

Y si hablamos de monetización mejor hacerlo de “billetización” como dice Alejandro Vesga, director de la revista Emprendedores.

Si te ha gustado el artículo no te olvides de compartirlo en tus redes … ganas 1 hora de vida cada vez que compartes 🙂

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Si al perro no le gusta la comida para perros…

… es que es mala comida para perros.

No le des más vueltas.

Tus clientes (los perros) no quieren tu producto (la comida para perros).

Es posible que antes vendieses mucha comida para perros. Pero si ahora no vendes tienes que empezar a averiguar, de hecho lo tenías que haber hecho hace mucho tiempo, por qué ya no vendes tu comida para perros.

No te autoengañes con justificaciones peregrinas como que los dueños de perros no saben lo que es comida buena para sus perros.

O con que es que ahora van a comprar al hipermercado que han abierto cerca.

O con cualquier otra excusa que sólo sirven para justificar tu actitud.

 

Y tu actitud es que ya no quieres esforzarte en reinventar tu negocio.

Y por reinventar tu negocio no me refiero a que cambies completamente de sector. Obviamente la gente sigue teniendo perros y otras mascotas a las que tienen que alimentar.

Tú llevas muchos años en el sector y sabes que tu producto es de gran calidad.

O no es de gran calidad pero tienes unos precios muy competitivos (que es la palabra guay y de moda para decir que tienes precios bajos, que es una estrategia de negocio totalmente válida y digna como cualquier otra estrategia que funcione).

Así que con esa base, lo que yo te recomiendo que hagas es salir a la calle a preguntar a los dueños de perros con los que te encuentres para saber qué hábitos de compra tienen ahora para la comida de sus perros.

Y así confirmar tus teorías (la palabra guay y de moda es hipótesis).

Es posible que ahora en tu zona haya más perros pequeños, o más perros grandes.

O que los tamaños en los que vendes la comida no son los que les va bien. Si tienes un perro pequeño no compras un saco de 25 kilos. Y si tienes un perro grande no compras un saco de 3 kilos.

También es posible que en el hipermercado que han abierto cerca sea más barata.

En este caso tendrás que adaptar la comunicación de tu negocio y explicar a los dueños de perros que tu comida es de mayor calidad por X, Y y Z y que con tu comida vivirán más o que tendrán mejor calidad de vida, o …

 

Casos reales

Ahora quiero darte dos casos reales que conozco personalmente de gente que le ha pasado esto.

Primero la dueña de una mercería.   Llamémosle Antonia.

Durante muchos años regentaba un negocio próspero. Pero de buenas a primeras un día empezó a vender menos.

Al principio pensaba que sería algo circunstancial y espero a ver si mejoraba. Pero cada vez iba a peor.

Optó por renovar y actualizar el escaparate. El escaparate daba gusto verlo de bonito que lo tenía Antonia. Más bonito que un San Luis.

Pero seguía sin vender.

Hasta que decidió salir a la calle a ver qué pasaba.

Y lo que se encontró fue que la gente que vivía en el barrio había cambiado. Ahora la mayoría de gente del barrio eran musulmanes con otra cultura y otras costumbres de compra.

Los productos que tenía Antonia en su negocio no son los que usaban sus nuevos vecinos del barrio.

Ahora Antonia tiene que decidir si cierra o si se adapta a los gustos de sus nuevos potenciales clientes.

Otro caso (recuerda que son reales) es el de el dueño de una tienda de fotografía. Llamémosle Antonio.

Cuando las cámaras de fotos todavía usaban carrete, el negocio era próspero.

Además estaban al lado de una comisaría de policía donde expedían carnets de identidad y pasaportes, por lo que las fotos para carnet también era una línea de negocio bastante rentable, aunque no lo suficiente como para mantener el negocio.

Llegó el momento en que ya (casi) nadie iba a revelar carretes de fotos porque ahora las cámaras son digitales.

Por lo que la parte principal de su negocio se esfumó en pocos años.

Para colmo, la comisaría de policía se cambió a otra ubicación.

En vez de asumir que se había quedado sin mercado Antonio se encabezonó en seguir con el negocio de fotografía y se mudó a otro local al lado de la nueva comisaría.

Hasta que tuvo que cerrar.

Y es que si realmente te has quedado sin mercado tendrás que dedicarte a otra cosa, lo siento 🙁

Pero seguir con un saco roto es peor aún que volver a empezar.

Aunque sea volver a empezar desde cero.

Si te ha gustado el artículo no te olvides de compartirlo en tus redes … ganas 1 hora de vida cada vez que compartes 🙂

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Negocios de Guerrilla

Os presento un nuevo proyecto en el que llevo trabajando varios meses:  Negocios de Guerrilla.

Sobre este proyecto ya os he hecho algún adelanto semanas atrás en Necesitamos una nueva metodología de planes de negocio y en Los negocios son como una macedonia de frutas.

En este proyecto tengo la suerte de colaborar con una gran profesional Silvia Mazzoli.  Reconocida experta en marketing 2.0, ventas, emprendimiento, comunicación.  Es directora y profesora en cursos de creación y consolidación de empresas.

Cuando nos conocimos Silvia y yo a primeros de este año estuvimos de acuerdo sobre la necesidad de crear algo dirigido a mejorar la situación de pequeños negocios y autónomos.

Se habla mucho de emprendimiento, startups… pero se habla poco de los que ya tenemos un negocio en marcha y muchos problemas para sacarlo adelante.

No hay financiación.  Cada vez es más difícil vender.  La competencia nos viene desde todas las partes.  En fin… ¡qué te voy a contar!

Por estos motivos decidimos desarrollar una metodología de trabajo para ayudar a pequeños empresarios y autónomos a salir adelante.

 

¿Por qué Negocios de Guerrilla?

Porque así es como los pequeños empresarios y autónomos tenemos que sentirnos para sacar nuestro negocio adelante.

Nadie nos ayuda.

No encontramos formación adaptada a nuestra realidad.

No encontramos metodologías de trabajo adaptadas a nuestra realidad.

Todo es para emprendedores y startups o para medianas y grandes empresas.

Nos encontramos solos en el campo de batalla “contra el enemigo” :-).

Pero “el enemigo” es muy superior en número y está mejor equipado que nosotros.  Así que nos toca hacer guerra de guerrillas.

Con Negocios de Guerrilla, Silvia y yo, lo que estamos haciendo es adaptar las metodologías ágiles hacia los pequeños empresarios, profesionales independientes y emprendedores que quieran tener un crecimiento del negocio basado en los clientes y la rentabilidad.

Esta metodología Negocios de Guerrilla se basa en el uso de herramientas de trabajo que deben acompañarnos constantemente, trabajándolas en modo borrador.

Una nueva metodología orientada al desarrollo ágil de pequeños negocios en función de sus mercados.

 

Vídeo curso online

Por algún sitio había que empezar.  Así que decidimos crear algo que los dos conocemos muy bien.  La formación.

Y debía ser algo 2.0, claro.

Así que blanco y en botella … tenía que ser un vídeo curso.

Un vídeo curso en el que hemos sintetizado todo lo que necesita saber quién tenga un Negocio de Guerrilla.

Como te he comentado más arriba Silvia es experta en marketing y ventas y lo mío son las finanzas y la estrategia.  Así que nos hemos complementado a la perfección para hacer un vídeo curso que aporte verdadero valor a quien lo realice.

Es un vídeo curso alejado de lo académico y centrado en lo que de verdad necesitamos para sacar nuestro negocio adelante en la situación actual.

Nosotros hemos sido los primeros en aplicar la metodología y herramientas que explicamos en el vídeo curso.

Lo primero y más importante: entrevistamos a decenas de dueños de negocios para detectar cuales son los mayores problemas que tienen en sus negocios.

De las respuestas que recogimos creamos 3 perfiles principales de necesidades, que son a los que aportamos respuestas concretas en este vídeo curso.   Puedes ver conocer los perfiles por si estás en uno de ellos en nuestro vídeo de presentación.

Con el vídeo curso vas a conseguir:

  1. Analizar la situación actual de tu negocio en profundidad.
  2. Entender y enamorar más a tus clientes.
  3. Saber aprovechar las oportunidades que se te presentan.
  4. Conocer el momento en el que empiezas a ganar dinero cada mes.
  5. Ser mucho más productivo y escalar tu negocio.
  6. Promocionar tu negocio como nunca antes lo habías hecho.

 

Todas las herramientas que te proponemos utilizar en este vídeo curso son gratuitas o lowcost, porque sabemos que en tu situación actual no puedes hacer inversiones de dinero para reactivar tu negocio.

El vídeo curso se divide en módulos de trabajo cada uno con una temática distinta pero interelacionados entre si.  Cada módulo se compone de:

  • Material teórico en vídeo, en audio y en texto con el contenido de la materia del módulo.  Lo damos en tres formatos distintos para que utilices el que prefieras.
  • Cuaderno de trabajo para que pongas en práctica todo lo que has aprendido con el material teórico.

Adicionalmente tienes la posibilidad de enviarnos los cuadernos de trabajo para que los revisemos y te devolvamos nuestras recomendaciones sobre tu negocio.

Si sientes que no sabes hacia dónde dirigir tu negocio prueba con esta nueva metodología… una metodología que te ayuda a afrontar los nuevos retos del mercado.

 

¿Quieres más información?

En estas semanas estamos terminando de realizar el vídeo curso.  El lanzamiento oficial será en septiembre.

Si quieres ser el primero en saber cuándo estará el vídeo curso disponible haz clic en el botón QUIERO RECIBIR MÁS INFORMACIÓN de más abajo y déjanos tu nombre y una dirección de email.

Y además conseguirás GRATIS el Cuaderno de Diagnóstico con el que podrás conocer cuál es la situación actual de tu negocio y decidir si necesitas unirte a nuestro comando.

Benchmark Email

Hemos puesto toda la carne en el asador y volcado en este vídeo curso todo el conocimiento y experiencia que tanto Silvia como yo hemos acumulado durante nuestros años como profesionales para ofrecerte una ayuda real para que salgas de la situación en la que te encuentras en este momento.

Si te ha gustado el artículo, si conoces a alguien que creas que le puede venir bien el vídeo curso, por favor, no te olvides de compartirlo en tus redes … y además recuerda que ganas 1 hora de vida cada vez que compartes 🙂

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Las pequeñas GRANDES COSAS (libros para el verano 4)

Hola,

Ya está terminando julio.  No se a ti, pero a mi se me ha pasado volando.

Trabajando en un nuevo proyecto del que te hablaré la próxima semana.

Y para colmo, con nuevas oportunidades profesionales interesantísimas para la vuelta de las vacaciones.

Yo no me puedo quejar.  Deseo de corazón que para ti también haya sido un buen mes de julio.

Tanto si has tenido un buen mes como si no el libro que te recomiendo hoy te va a ayudar a mejorarlo mucho.

Las pequeñas GRANDES COSAS es el último libro de Tom Peters en el que nos da 163 trucos para conseguir la EXCELENCIA.

(Realmente son más de 163 porque además incluye 7 secciones especiales en las que desarrolla más ideas para conseguir la Excelencia.  Lo escribo con mayúscula porque Tom Peters también lo hace, y estoy comentando su libro).

Tom Peters ha escrito varios libros.  El primero de ellos fué En busca de la excelencia que está considerado un libro de empresa que cambió el mundo.

Desde entonces se le considera gurú de gurús del management.  Siempre ha estado relacionado, escribiendo y hablando sobre la Excelencia.

Excelencia como la mejor vía (¿única vía?) para alcanzar el corazón de tus clientes.

 

Las pequeñas GRANDES COSAS

En Las pequeñas grandes cosas: 163 trucos para conseguir la excelencia Tom Peters hace una recopilación de esas pequeñas cosas, vividas en primera persona, que son con las que realmente llegamos a nuestros clientes.

Esos detalles, o como él lo llama “cosas que me parecen sencillamente importantes, pero que los demás ignoran”.

A sus seminarios y conferencias han asistido más de 3 millones de personas en todo el mundo.  En una ocasión uno de los asistentes describió el contenido como el “absolutamente necesario impacto de lo evidente“.

Y este libro es una selección de impactos de lo evidente.  Recogidos durante más de 44 años.

Conocí la obra de Tom Peters como pasan muchas de las mejores cosas en la vida, por casualidad.

En plena (maldita) crisis de los 40, que me está haciendo constantemente replantearme todo en la vida (excepto mi familia y mi club de fútbol), andaba yo dándole vueltas a que las teorías empresariales cada vez eran menos eficientes para ayudar a las empresas y pequeños negocios a salir adelante.

En un paseo sin rumbo por la biblioteca municipal de mi barrio tope con un libro de Tom Peters.  En este caso “Nuevas organizaciones en tiempos de caos” que me abrió los ojos a otra manera de gestionar empresas.

Un libro altamente recomendable.  Es el contenido de sus seminarios de un fin de semana pasados a un libro.

– Eh… Luis, no te desvíes.

 

Destripando el libro

El libro empieza con esta cita de Henry Clay, estadista norteamericano (1777-1852) que define perfectamente lo que  nos quiere transmitir en el libro:

Los gestos más pequeños y triviales son los que llegan más al fondo de un amable y agradecido corazón.

Como he dicho antes en Las pequeñas GRANDES COSAS nos encontramos con 163 trucos definidos y explicados con el estilo directo y contundente que caracteriza a Tom Peters.  Eso sí, siempre con buenos modales, por supuesto.

Algunos trucos tienen unas pocas líneas.  Otros varias páginas.  Pero todos están sintetizados al máximo.

Los trucos están agrupados en  41 clasificaciones como estas: Pequeño, Excelente, Oportunidad, Otros, Actitud, Iniciativa, Palabras, Red de contactos, Clientes, Cambio, Pasión, Innovación, Residuos, Diseño, UAU, Reimaginar, Éxito, Grande…

Y además nos “regala” 7 Secciones especiales para seguir profundizando y desarrollando la Excelencia en nuestros negocios.

 

Profundizando en el libro

En este artículo quiero profundizar en una de las secciones especiales del libro.

Pero antes quiero comentarte dos de Las pequeñas GRANDES COSAS que aparecen en el libro.

En concreto el truco 1 con el que empieza el libro: Lo importante es el ¡WC!

¿Se puede empezar mejor un libro de recomendaciones de gestión empresarial?

Si empezamos por el WC ¿cómo vamos a terminar?  Esto no te lo voy a decir.  Tendrás que leer el libro para averiguarlo.

También quiero reseñar el Criterio de contratación para el 100% de las personas: ¿Le gustaría ir a comer con esta persona?.

Y es que para cualquier puesto siempre hay que tener en cuenta la vertiente personal de cualquier candidato.

El ambiente laboral es fundamental para el éxito del proyecto.  No es necesario que estés “enamorado” de trabajador.  Son llevaros bien es suficiente.

Y esto no quiere decir que piense igual que tú (porque ya sabes que “donde todos piensan igual nadie piensa demasiado”, José María Cardona Labarga).  Puede pensar distinto, pero si la relación está basada en el respeto mutuo, todos saldréis ganando.

 Y ahora la sección especial en la que quiero profundizar.

Los 50 primeros “¿Ha hecho usted…?”

En esta sección presenta 50 pequeñas primeras acciones que recomienda realizar antes de preocuparte por tu posición competitiva, buscar océanos azules y otras cosas abstractas que  las escuelas de negocio y los consultores estratégicos preferirían que hiciéramos.

Son cosas prácticas que mejorarán nuestra salud estratégica a corto y largo plazo.

Poniendo en práctica estos ¿Ha hecho usted…? mejorará directamente nuestra posición competitiva y será innecesario perder el tiempo en gráficos y otras tablas.

Estos son algunos de los ¿Ha hecho usted…?

  1. ¿Ha llamado a un cliente… hoy?
  2. ¿Ha visitado algún cliente… en los últimos 10 días?
  3. ¿Ha agradecido a algún empleado de cara al público su magnífica actitud… HOY?
  4. En la última semana-mes ¿ha visitado/llamado algún cliente interno o externo para preguntar, solucionar o disculparse por alguna pequeña o gran cosa que salió mal? (¿No tiene motivos? De ser cierto – en su cabeza – está más alejado de la realidad de lo que me atrevo a imaginar.  Lástima)
  5. En las dos últimas semanas ¿se ha reunido informalmente con algún empleado o colaborador para hablar acerca de “lo que hacemos bien” o “mal” y acerca de “¿cómo hacer que este trabajo sea lo más parecido <<al trabajo de sus sueños>>?”.
  6. ¿Se sabe los nombre de los hijos de todos los que responden ante usted? (Si la respuesta es no, tiene treinta días para lograrlo.  No, espere, borre los 30 días: mejor quince.)
  7. En el último año, ¿ha dedicado un día entero fuera de la oficina a hablar de las aspiraciones individuales (y de grupo)?

Y termina la lista con:

50. Ha llamado a un cliente… HOY

Y aquí termino mis recomendaciones de libros para este verano.

Se que a algunos sí os he inspirado algunas lecturas.  Espero que os sean tan provechosas como a mi.

Como te he comentado al principio, la próxima semana te presentaré un nuevo proyecto en el que estoy trabajando con más personas y que, creemos, puede ayudar a muchos pequeños dueños de negocios como tú para salir adelante.

NOTA: El enlace que he puesto al libro es un enlace de afiliado a Amazon.  Esto quiere decir que si compras el libro accediendo desde mi enlace me llevaré unas perrillas.  Ya que les doy publicidad al menos me llevo algo ¿no?.  Si quieres comprar el libro desde otro enlace porque te molesta mi enlace de afiliación, eres totalmente libre.  Y además yo no me iba a enterar.

El libro te va a costar lo mismo desde cualquier sitio, sólo que con mi enlace Amazon me da una comisión sobre el importe del libro.

Si te ha gustado el artículo no te olvides de compartirlo en tus redes … ganas 1 hora de vida cada vez que compartes 🙂

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Reinicia (libros para el verano 3)

Hola,

Esta semana quiero hablaros de un libro que  mi, y a muchas otras personas, me ha cambiado la forma de entender y desarrollar las empresas.

Se trata de Reinicia: Borra lo aprendido y piensa la empresa de otra forma de Jason Fried y David H. Hansson.

Jason y David son los fundadores de 37signals, una empresa de desarrollo de software en la que producen aplicaciones utilizadas por millones de personas en el mundo.

Sus productos están dirigidos a hacer más fácil la vida de las personas que trabajan juntos.  Han desarrollado un gestor de proyectos, un gestor de contactos, un gestor de información, un gestor documental…

Reinicia

En Reinicia nos muestran su manera de entender las empresas lejos de los convencionalismos académicos que oímos en casi todos los sitios:  haz un plan de negocios, un estudio de mercado, estudia a la competencia, financiación externa…

Jason y David hablan de una manera sencilla y directa de lo que ellos piensan, y han puesto en funcionamiento con éxito, sobre cómo gestionar y sacar adelante primero su pequeño negocio y ahora su empresa.

Reinicia me lo habían recomendado leer en varias ocasiones, pero por unas cosas y otras lo iba posponiendo.  Cosa de la que me arrepentí desde el principio que empecé a leerlo.

Es un libro directo, corto, rápido e incisivo.  Transmiten el mensaje de cada uno de los conceptos en pocas palabras.   El mensaje de su experiencia.

En este libro demuestran que la mejor (quizá la única) manera de salir adelante es centrándose en lo que quiere realmente el cliente y dárselo.

Todo lo demás es secundario: el crecimiento, las reuniones, los presupuestos, la publicidad, los vendedores…

Si realmente entiendes a tus clientes y les das lo que quieren todo es mucho más fácil.

Pero para poder hacer esto tienes que entrar en el terreno del cliente.

Destripando el libro

Reinicia está dividido en 12 capítulos principales sobre los que luego profundizan con sus ideas y consejos.

Cada una de estas ideas no dura más de 2 hojas, lo que hace que el libro sea muy cómodo de leer.  Aunque leas 1 minuto no vas a perder el hilo porque te da tiempo a leer una idea individual.

Los capítulos del libro son:

  1. Primero
  2. Deshechos
  3. Arranca
  4. Avanza
  5. Productividad
  6. Competidores
  7. Evolución
  8. Promoción
  9. Contratar
  10. Control de daños
  11. Cultura
  12. Conclusión

Profundizando en el libro

La verdad es que me está costando mucho decidirme sobre qué profundizar.

El libro no tiene ningún desperdicio.

Quizá por esto voy a hablarte de Desechos.

¿Por qué?  Porque es el punto de inicio al que deberíamos volver todos.

Cuesta volver al inicio, lo sé … por experiencia propia.

Tener que reiniciar de nuevo y replantearnos muchas cosas que hasta ahora dábamos por correctas.

Te dicen que te equivoques para aprender de tus fracasos.  Han cubierto con una capa de glamour el hecho de fracasar.  Ahora es cool.

Bueno, pues fracasar no mola.  Y además sólo aprendes una cosa de cada fracaso.  Y es que eso no se hace así.  Pero no te da ninguna indicación de cómo es la manera correcta de seguir adelante.

Algo que si te da aprender de los éxitos.  Eso es lo que debes buscar.  Qué es lo que ha funcionado para poder repetirlo y mejorarlo para seguir teniendo éxito.

También te piden para cualquier cosa un plan de negocios.  -“Oiga, pero si yo sólo quiero resolver una duda que tengo sobre una acción de marketing, o sobre un aspecto lega”. -“Nada, nada, traiga usted un plan de negocio y vuelva dentro de tres semanas”

Obviamente esta situación está exagerada, pero no el concepto.  Siempre están pidiendo que planifiques y que lo sigas, o intentes seguir, a pies juntillas.  Pero así es el pasado el que guía el futuro.  Algo que no tiene sentido.

Está claro que tienes que tener definido el objetivo, o al menos unas perspectivas, de lo que quieres conseguir.  Pero trazar un camino definido de cómo lo vas a conseguir te hará creer que puedes decidir sobre cosas que están más allá de tu control.

Trabajar sobre conjeturas es ir sobre arenas movedizas.  Y cuando andas sobre arenas movedizas tienes que poder improvisar.

Las oportunidades vienen cuando vienen y no puedes dejarlas pasar porque no lo habías previsto en tu planificación.  Tomas una nueva decisión y un nuevo camino porque piensas que es lo correcto hoy y no hace X semanas o meses que hiciste la planificación.

Otra idea.  Crecer, ¿por qué?

La teoría económica que viene desde la Revolución Industrial y principios del siglo XX siempre hablan de la necesidad de crecimiento.

“Las empresas deben crecer para sobrevivir”

Bueno, pues somos muchos los que no creemos que sea así.  ¿Qué hace que crecer sea tan atractivo, más allá del propio ego?

Las empresas no tienen que buscar el crecimiento, sino la rentabilidad.

Yo añado… y satisfacer las necesidades del fundador de la empresa.  Es decir, del dueño del negocio.  De ti.

Y todo esto viene de la cultura que venera el culto al trabajo.

Todos conocemos a gente que trabaja de sol a sol.  Consideran un honor echar hasta el último aliento en su negocio.  Nunca es suficiente.

Pero a mi no me parecen héroes.  Lo que hacen es malgastar su tiempo.

Para mi un héroe es el que ha encontrado una manera más eficiente de hacer su trabajo y se ha ido pronto a casa o a donde prefiera, pero a hacer algo que no sea trabajar.

Los adictos al trabajo se equivocan en su planteamiento.  Lo único que consiguen es estar más cansados, sin ideas, malhumorados.  Intentan compensar el escaso esfuerzo intelectual con fuerza bruta.  Y esto lleva al empleo de métodos poco sofisticados.

También, si no quieres llamarte empresario, sino te consideras empresario, no pasa nada.  No tienes porque serlo.  Si lo que tienes es un pequeño negocio, levanta la cabeza y siéntete orgulloso de ello.

Sacar adelante un pequeño negocio sin recursos requiere más esfuerzo (inteligente) que una gran empresa con millones de financiación.

En Reinicia siguen profundizando sobre muchas otras ideas y conceptos preconcebidos que nos han ido añadiendo lastre a lo que debería ser un pequeño negocio sano y rentable.

Sin duda Reinicia es un libro fundamental en tu biblioteca y que no deberías dejar pasar este verano sin leerlo.

Y hasta aquí el artículo de esta semana.

La próxima semana te presentaré el libro Las pequeñas GRANDES COSAS. 163 trucos para conseguir la excelencia.  El ultimo libro publicado de Tom Peters, gurú de gurús y experto en excelencia.

P.D.: El enlace que he puesto al libro es un enlace de afiliado a Amazon.  Esto quiere decir que si compras el libro accediendo desde mi enlace me llevaré unas perrillas.  Ya que les doy publicidad al menos me llevo algo ¿no?.  Si quieres comprar el libro desde otro enlace porque te molesta mi enlace de afiliación, eres totalmente libre.  Y además yo no me iba a enterar.

El libro te va a costar lo mismo desde cualquier sitio, sólo que con mi enlace Amazon me da una comisión sobre el importe del libro.

Si te ha gustado el artículo no te olvides de compartirlo en tus redes … ganas 1 hora de vida cada vez que compartes 🙂

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Liderazgo personal (libros para el verano 2)

Hola,

Esta semana te voy a recomendar el libro Liderazgo Personal ¡Logre resultados y supere la crisis! de José María Cardona Labarga.

(Si, ya sé que la semana pasada te dije que hoy te hablaría de Reinicia… pero un error lo tiene cualquiera 🙁 . Me equivoqué del orden que tenía previsto recomendarte. Pero la próxima semana si te hablaré de Reinicia. Palabrita del niño Jesús)

Después de esta disculpa-aclaración sigo con el libro de esta semana.

Primero quiero hablarte brevemente del autor, para que conozcas su trayectoria.

José María Cardona Labarga, ha trabajado durante 30 años como consultor de estrategia empresarial y desarrollador de multitud de equipos de Alta Dirección.

Ha escrito 15 libros, 5 de los cuales (incluido este) sobre Dirección y Liderazgo.

Creó el modelo de liderazgo “Los 8 Hábitos de un buen Directivo” donde sintetiza y ordena todos los conocimientos e ideas que ha ido acumulando durante todos estos años.

 

Liderazgo personal ¡Logre resultados y supere la crisis!

Este libro, de menos de 200 páginas, sirve para hacer una iniciación suave y ligera al concepto de Cultura C que difunde José María y en la que yo también creo.

Si has asistido a alguno de mis talleres o conferencias lo habréis escuchado. Además siempre recomiendo la lectura de este libro para quien quiera iniciarse en esta Cultura C.

El motivo de recomendar este libro en esta serie de recomendaciones de lecturas para el verano que estoy haciendo que porque una parte de los más de 800 personas que estáis suscritas a mi boletín no han asistido a ninguna de mis conferencias o talleres.

El libro fue escrito en 2010 y pone sobre la mesa reflexiones necesarias para ayudar a salir de la crisis a negocios como el tuyo. Más adelante profundizo sobre el libro.

Estas reflexiones son sobre causas no económicas que producen beneficios económicos.

Es un libro que, aunque no sea muy extenso y sea ligero de leer, si lo lees con la mente abierta te va a dar muchos temas sobre los que reflexionar profundamente.

A mí me ha pasado. Cuando lo leí en 2011 me pareció un libro interesante que hacía planteamientos, para mí, novedosos sobre las empresas, pero poco más.

Cuando lo volví a leer este año 2015, después de muchas vivencias y experiencias empresariales buenas y (algunas) malas, comprendí toda la sabiduría que contiene el libro.

Este libro sólo lo puedes conseguir desde este enlace porque por problemas con la editorial ya no se distribuye.

 

Destripando el libro

El libro se compone de 2 partes:

  1. Donde nos presenta reflexiones basadas en su experiencia y conocimientos sobre las empresas. Aunque él no lo dice, en mi opinión lo hace para inducirnos a los lectores a reflexionar también sobre estos temas.

Seguramente sean algunas de las reflexiones, las más importantes, las que le llevaron a desarrollar…

  1. Su modelo de liderazgo “Los 8 Hábitos de un buen Directivo”, que son:
    • Hábito 1: Gestión de la Información
    • Hábito 2: Misión y objetivos (estrategia)
    • Hábito 3: Preparación y Prioridades
    • Hábito 4: Delegación y Desarrollo
    • Hábito 5: Madurez y Autoconocimiento (La clave del Liderazgo Personal)
    • Hábito 6: Comunicación y Equipo
    • Hábito 7: Formación y aprendizaje
    • Hábito 8: Innovación y Cambio

 

Profundizando en el libro

En la primera parte empieza indicándonos cuál es el camino para pasar de una empresa con Cultura M, de Miedo y Mediocridad, a una empresa con Cultura C, de Calidad y Confianza.

Calidad en todos y cada uno de los procesos de nuestro negocio y Confianza (total, 100%) en las personas con las que nos relacionamos: empleados, colaboradores, proveedores, clientes.

José María aborda otras áreas de reflexión como son el Conocimiento, las Personas, el Comportamiento, la Crisis, la Responsabilidad Social Corporativa, la Productividad y el Liderazgo.

Pero hay un apartado en el que me quiero parar. Es el capítulo 5 en el que habla sobre Supuestos y Creencias y que nos ayuda a resolver preguntas como esta: ¿Por qué una persona inteligente y competente suele cometer errores?

Buena pregunta ¿eh?

Los errores los cometemos por lo que suponemos y creemos. Porque son reacciones intuitivas. Son reacciones primarias y esenciales. Los supuestos y creencias no son una cuestión lógica, razonada o secundaria.

Estos supuestos y creencias no dan sensación de seguridad, por esos nos adherimos a ellos. Pero que pueden estar equivocados.

Por ejemplo, todavía hay muchos directivos de empresas y dueños de pequeños negocios que suponen que lo que motiva a la gente es “garrote y zanahoria” (yo lo he sufrido en primera persona y os puedo asegurar que ni yo ni mis compañeros estábamos en absoluto motivados).

Aunque estos directivos hagan cursos o contraten coaches para desarrollar sus habilidades y técnicas para motivar, si primero no cambian su mentalidad (supuestos y creencias) de “garrote y zanahoria”, lo que se convierten es en peores manipuladores.

Para terminar este artículo quiero traerte algunos de los supuestos con los que José María se ha encontrado y que utiliza como ejemplos concretos de supuestos que él considera erróneos y cuáles serían los correctos.

Como en el ajedrez representa con un interrogante (?) el supuesto que considera erróneo y a continuación con el texto en cursiva e indica con una interjección (¡) el paralelo que estima correcto.

 

No es mi problema (?)

Sí es mi problema. Me hago cargo (¡)

 

Mi equipo funciona mal, pero yo soy bueno (?)

Si mi equipo funciona mal yo soy malo (¡)

 

Soy justo y objetivo (?)

Soy positivo y honesto (¡)

 

Me siento bien, aunque actúe mal (?)

Actúo bien, aunque me sienta mal (¡)

 

Una empresa debe crecer constantemente (?)

Una empresa debe mejorar constantemente (¡)

 

Actúo con bastante prudencia. Casi nunca me equivoco (?)

Estoy actuando mal. Demasiado prudentemente (¡)

 

Debemos lograr beneficios reduciendo la rotación y subiendo márgenes (?)

Debemos lograr beneficios aumentando la rotación reduciendo márgenes (¡)

 

Toda decisión debe consensuarse en equipo (?)

Toda decisión debe ser tomada por la persona que tiene la autoridad y la responsabilidad (¡)

 

Mi jefe me dirige bien porque me dice todo lo que debo hacer (?)

Mi jefe me dirige mal porque no me desarrolla (¡)

 

Tengo que controlarlo todo para que esté bien. Aquí mando yo (?)

Tengo que confiar, delegar y desarrollar (¡)

 

Debo realizar una actividad frenética constantemente a toda velocidad (?)

Debo centrarme en lo importante para no dispersarme (¡)

 

La eficacia es cuestión de inteligencia, conocimientos, experiencia, esfuerzo y temperamento (?)

La eficacia es cuestión de autodominio, actitudes y hábitos (¡)

 

Y termina el capítulo dándonos ocho características esenciales de los conjuntos de supuestos y creencias:

  • No son algo pacífico (en el sentido de que forman la base de las virtudes y de los vicios).
  • Su repercusión es esencial.
  • Existen creencias en todos los aspectos de la vida.
  • Las creencias pueden no explicitarse o ser erróneas.
  • Son el inductor. La causa original.
  • La Cultura no es inocente.
  • La Cultura está pasando a ser lo importante.
  • Cambio cultural.

 

Reflexiona tranquilamente durante estas semanas sobre todas las enseñanzas y experiencia acumuladas y sintetizadas que José María Cardona Labarga nos da en este libro fundamental para cualquier dueño de negocio.

La próxima semana, esta vez si, te presentaré Reinicia 🙂 .

Si te ha gustado el artículo no te olvides de compartirlo en tus redes … ganas 1 hora de vida cada vez que compartes 🙂

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Diseñando la propuesta de valor (libros para el verano 1)

Hola,

Ya estamos en julio, ya ha llegado el verano. Descanso. Tiempo libre. Disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Playita (para el que quiera). Montaña (para otros). Viajar por el mundo… ¡tantas cosas se puede hacer en verano!

Y otra de las cosas para las que tenemos más tiempo en verano y que podemos hacer es leer (más).

Tenemos tiempo para poder leer esos libros que llevamos posponiendo todo el año.

Así que yo he decido que durante este mes de julio voy a proponerte 4 libros para ocupar tu tiempo durante este verano.

Obviamente los libros son sobre la temática de mi blog. Si quieres que te recomiende algún libro a título personal escríbeme y lo hago 🙂

Hay gente que utiliza el tiempo libre del verano para reciclarse, para actualizarse y aprender cosas nuevas para mejorar su negocio o profundizar en áreas que ya conoce.

Si tu eres de estas personas para ti serán mis recomendaciones.

 

Diseñando la propuesta de valor

El primer libro que te voy a recomendar es “Diseñando La Propuesta De Valor” de Alexander Osterwalder, Yves Pigneur, Gregory Bernarda, Alan Smith y Trish Papadakos.

He decidido recomendar este libro el primero de los 4 que voy a recomendarte para que puedas profundizar en los últimos talleres que he estado haciendo.

Si has asistido al taller Negocios que enamoran. La propuesta de valor este libro te va a venir muy bien para trabajar la herramienta Lienzo de propuesta de valor que vimos en el taller.

Este es libro que han escrito los creadores de la herramienta para presentar el Lienzo de propuesta de valor y desarrollar vías e ideas de uso del lienzo.

No voy a describir el uso del lienzo en este artículo porque no es el adecuado. Esto lo dejo para septiembre.

 

Destripando el libro

El libro lo dividen 4 bloques de aprendizaje:

  1. Lienzo: donde describen la estructura del lienzo y cómo utilizarlo.
  2. Diseñar: para realizar un análisis de qué es lo que crees que van a querer tus clientes, las tareas que quieren realizar, con los beneficios y frustraciones que esto les conlleva.   Así como el análisis de tus productos y servicios y de cómo, en teoría, crearan esos beneficios o aliviarán esas frustraciones que buscan tus clientes.
  3. Probar: en el que nos presentan distintas maneras de hacer llegar nuestras nuevas ideas a nuestros clientes o posibles clientes.
  4. Ajustar: y el último bloque lo dejan para darte ideas de cómo mejorar la propuesta de valor que lanzas a tus clientes en base a los resultados que has tenido de las pruebas.

Aunque el libro está muy enfocado a startups que quieren montar una gran empresa a nivel planetario (la semana pasada di mi opinión sobre estos tipos de emprendimiento), también lanzan ideas para empresas que ya están constituidas y que necesitan o quieren actualizar sus propuestas de valor.

Así que sabiendo esto, cuando leas el libro, si lo lees, tendrás que ir adaptando el mensaje que dan a las necesidades de tu negocio. Y como es normal y nos pasa a todos, no todas las ideas que dan y propuestas que hacen no valen.

Céntrate en las que pueden ayudarte a mejorar tu negocio.

De los 4 bloques el que yo te recomiendo que te centres más es en Diseñar.

 

Profundizando en el libro

En este bloque explican bastantes maneras de cómo hacer un estudio de tus clientes.

Un estudio para averiguar qué es lo que quieren tus clientes. Las tareas que quieren hacer. Los beneficios que buscan obtener con estas tareas. Las frustraciones que les conlleva realizar estas tareas.

Este es el primer paso, y fundamental, para crear una propuesta de valor que realmente enamore a tus clientes.

También nos enseñan cómo valorar e interpretar el contexto en el que se mueve tu cliente. Dependiendo del contexto la propuesta de valor cambia. No es lo mismo una situación de necesidad que una situación de placer.

Quizá tus productos o servicios sirvan para resolver las dos situaciones, pero la propuesta de valor que tienes que presentar a tus clientes es distinta.

Proponen maneras de presentar tus nuevas ideas a tus clientes para valorar si les interesan o no de forma rápida y barata, porque tampoco es cuestión de gastarse mucho dinero el algo que no sabemos si va a funcionar ¿no?.

Y tienen un capítulo que me llamó especialmente la atención porque normalmente no es algo que aparezca en los libros. Por donde empezar.

Dan una serie de ideas, consejos y situaciones para empezar a desarrollar la propuesta de valor.

Dan alternativas de lo que podrías hacer para empezar con tu propuesta de valor, presentando casos reales.

De dónde sacar ideas.

Qué tipo de estrategia escoger:

  • Esto es si vas a buscar un problema, impulso a la tecnología (que es lo que hacen muchas de las startups tecnológicas), a través de un invento o innovación;
  • o si vas a encontrar una solución, demanda del mercado, detectando una necesidad ya existente y proponiendo una solución.

Para este último tipo de estrategia, que es la que tienen los clientes con los que yo trabajo, es decir, negocios como el tuyo, nos dan varias maneras identificar trabajos de gran valor para los clientes y cómo seleccionar los más importantes.

También nos presentan un ejercicio que me ha parecido interesantísimo. Seis maneras de innovar a partir del perfil del cliente. Este ejercicio merece un artículo a parte que seguramente escriba en septiembre.

También abordan cómo recoger opiniones de manera productiva que luego podamos incorporar a nuestro proceso de desarrollo de la propuesta de valor para mejorarla e ir centrando mejor el objetivo.

¡Conseguir más y mejores clientes!

Porque la única manera de crear valor para tu negocio es creando valor para tus clientes de forma sostenible en el tiempo.

Y hasta aquí el artículo de esta semana.

La próxima semana te presentaré el libro Reinicia. Un libro que me hizo cambiar radicalmente la manera de ver las empresas.

P.D.: El enlace que he puesto al libro es un enlace de afiliado a Amazon.  Esto quiere decir que si compras el libro accediendo desde mi enlace me llevaré unas perrillas.  Ya que les doy publicidad al menos me llevo algo ¿no?.  Si quieres comprar el libro desde otro enlace porque te molesta mi enlace de afiliación, eres totalmente libre.  Y además yo no me iba a enterar.

El libro te va a costar lo mismo desde cualquier sitio, sólo que con mi enlace Amazon me da una comisión sobre el importe del libro.

Un saludo y ¡qué tengas una fantástica semana!

Luis

 


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Ego versus Resultados

La obligación de cualquier empresa es la rentabilidad, en mi opinión. Los resultados.

Otros defienden que la obligación de las empresas es el crecimiento. Es otra opinión. Totalmente respetable, como cualquier opinión que se plantea con educación y respeto.

Pero detrás de este planteamiento yo me pregunto ¿qué % de sentirse importante hay?

Vemos casos de empresas (startups tecnológicas) que lo único que quieren es crecer. Crecer en número de usuarios, crecer en número de países en los que operan, etc.

Son empresas que durante muchos años están en pérdidas. (Es normal tener pérdidas al principio, pero también es normal intentar limitarlas lo máximo posible).

Sus planteamientos son ser los líderes mundiales. Tener cientos de millones de usuarios. Levantar rondas de financiación millonarias…

Prefieren crecer a la rentabilidad.

Planteamientos totalmente válidos y respetables. Cada uno hace con su dinero lo que quiera, faltaría más.

Pero detrás de estos planteamientos yo me pregunto ¿qué % de recibir notoriedad hay? ¿qué % de ser conocido a nivel mundial hay? ¿qué % de ego hay?

 

Menos ego y más resultados

Se lanzan mensajes erróneos. Presentan a los emprendedores estas empresas tecnológicas como casos de éxito. Ejemplos a imitar.

Fomentan el emprendimiento tecnológico como la solución del futuro. Sí que es cierto que es un sector con mayor potencial de crecimiento en las próximas décadas, sino el que más.

Pero el número de fracasos es enorme. El 99% no lo consiguen.

En mi opinión confunden a los nuevos emprendedores que lo que quieren es montar un pequeño negocio. Los embaucan con cantos de sirenas. Un negocio debe estar basado en la rentabilidad y no en el crecimiento.

Por mi trabajo analizo mucha de esa oferta formativa, de esa oferta de asesoramiento, de mentorización, de consultoría, aceleradoras, incubadoras, preincubadoras, etc.

Pero detrás de toda esa oferta formativa y de ayuda yo me pregunto ¿qué % de ego hay? De ese ego para decir –“Yo les ayude al principio. No son rentables, pero son grandes”. (Qué pensaría Freud de esto)

La propuesta formativa se basa en modelos de crecimiento y no de rentabilidad.

Los que nos dedicamos en mayor o menor medida a trabajar y formar emprendedores y pequeños empresarios tenemos que presentar esta realidad de enfocarse en la rentabilidad que será la que les aporte verdadero valor a sus negocios.

Esto es invertir en futuro, en prudencia, en realidad, en aportación de valor, en resultados, en impacto social. ES INVERTIR EN NO PRIORIZAR EL EGO VERSUS LOS RESULTADOS.

Quizá si se cambiase la propuesta formativa hacia la rentabilidad no cerrarían más del 80% de los nuevos negocios en menos de 2 años.

Y para justificar esto nos quieren presentar el fracaso como algo cool. Pues no. EL FRACASO ESTÁ SOBREVALORADO. Se aprende mucho más del éxito que te indica lo que SI tienes que hacer, que del fracaso que sólo te indica que eso que has hecho está mal. Pero esta es otra historia.

Ya os he comentado en alguna ocasión que nosotros estamos trabajando en la vía de ayudar a ser rentables, y luego si quieres crecer, crece. Puedes ver estas entradas relacionadas aquí y aquí.

Como muchas cosas, se ha retrasado. Queríamos presentarlo en junio pero no has sido imposible. Nueva meta: septiembre 2015.

No. Crecimiento sin rentabilidad no es lo correcto.

Creo que esto es algo importante sobre lo que reflexionar este verano.

En mi opinión.

P.D.: Para esto durante el mes de julio voy a presentaros 4 libros que considero fundamentales para asentar la idea de que la finalidad de cualquier negocio es la rentabilidad.

P.D.2: Chicos, las mujeres en esto nos tienen mucho terreno ganado. Debemos dejar atrás el ego.

Si te ha gustado el artículo no te olvides de compartirlo en tus redes

Luis


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora