Tú También Eres Creativo y Tu Empresa lo Necesita

La semana pasada me invitaron a participar como ponente en el evento de ADNPymes de La Neurona en Oviedo.

Obviamente hablé sobre los intangibles que gobiernan las empresas.

Cuando llegué al último intangible de la lista, la creatividad, pedí a los asistentes, unas sesenta personas, que levantasen la mano quien pensase de sí mismo que era creativ@.

¿Cuántos crees que levantaron la mano?

Efectivamente, ningun@.

Cuando insistí un poco más sólo uno se atrevió a levantar tímidamente la mano.

Tengo buenas noticias.  TODOS SOMOS CREATIVOS, aunque no lo creamos.

 

La Creatividad es para Todos

Ya sé que no te lo crees.  Que sigues pensando que no eres creativo.

A continuación te pongo un par de extractos del libro El Elemento de Ken Robinson.

Otro mito es que la creatividad tiene que ver con actividades especiales. Que trata de «campos de acción creativos» como las artes, el diseño o la publicidad que, a menudo, implican un alto grado de creatividad; pero también lo exigen la ciencia, las matemáticas, la ingeniería, dirigir un negocio, ser un atleta y empezar o dejar una relación. El hecho es que se puede ser creativo en cualquier cosa: cualquier cosa que requiera inteligencia.

¡Eres inteligente!.  Así que ya ves que eres creativo.  Y también has leído que puedes ser creativo incluso para tu empresa o puesto de trabajo.

  • Actualización de tus productos y servicios.
  • Nuevos productos y servicios.
  • Mensajes comerciales.
  • Acciones de marketing.
  • Sistemas de remuneración.
  • Salario emocional.
  • Reorganizar el almacén.
  • Nuevos sistemas de distribución.
  • Nuevas formas de comercialización.
  • Nuevas formas de trabajo con tus proveedores.
  • Etc., etc., etc.

Todo esto requiere creatividad.

Como ves, tu empresa necesita de tu creatividad.

– Vale, acepto que soy creativo, pero no sé cómo tener ideas creativas.

Para responder a esto te traigo el segundo extracto del libro:

  • El poder de la creatividad:
    • La imaginación y la creatividad no son la misma cosa. La creatividad lleva los mecanismos de la imaginación a otro plano. Mi definición de creatividad es: «El proceso de tener ideas originales que tengan valor». La imaginación puede ser totalmente interior. Se puede ser imaginativo durante todo el día sin que nadie se dé cuenta. Pero nunca dirías que una persona es creativa si nunca ha hecho nada. Para ser creativo tienes que hacer algo. Eso implica poner a trabajar a tu imaginación para realizar algo nuevo, para conseguir nuevas soluciones a problemas, e incluso para plantear nuevos problemas o cuestiones.
    • Se podría decir que la creatividad es imaginación aplicada.

Y todos tenemos imaginación.  Todos estamos imaginando siempre.

Lo que ahora tienes que hacer es canalizar esa imaginación y sacarla a exterior.  Aplicarla en tu empresa.

(Por cierto, no dejes de ver la charla de Ken Robinson en la que habla sobre cómo la escuela mata la creatividad.)

 

¿Cómo brota la creatividad?

Para esto quiero parafrasear a Thomas Alva Edison, cuando decía que “El genio es un 99% transpiración y un 1% inspiración”.

Con la creatividad pasa lo mismo.

No se es creativo por inspiración divina.  La base de la creatividad es el conocimiento.

Ferrán Adriá no ha sido desde siempre el cocinero más vanguardista del mundo.  Tuvo un proceso de aprendizaje, adquisición de conocimiento, de varios años.

Pablo Picasso, lo mismo, durante mucho tiempo en su juventud iba al Museo del Prado y hacía copias de los cuadros que allí había.  Así aprendía de los mejores.

Todo este conocimiento previo es lo que les permitió después ser los genios que fue uno y sigue siendo otro.

Nosotros tenemos que hacer lo mismo.  Adquirir todo el conocimiento que podamos para que así nuestro inconsciente establezca las conexiones y surja el EUREKA.

El conocimiento ya no sólo está en los libros.  Ahora también en internet en formato texto, audio, vídeo.

Y además hay un conocimiento que normalmente no se suele valorar y de fundamental para nuestra empresa.

El conocimiento que tienen las personas.  Sus experiencias.  Sus éxitos.  Sus fracasos.

Nuestros clientes.  Nuestros proveedores y colaboradores.  NUESTROS TRABAJADORES (un conocimiento que normalmente es rechazado).  Y cual quier persona con la que interactuamos.

Mi recomendación para ti, que se tiene que convertir en una de nuestras “obligaciones”, es hablar con todas de las personas que puedas.

Aunque no tenga nada que ver con nuestro negocio o sector.  De hecho es mejor así.  Ya que tendrán un pensamiento diferente, no influenciado por los paradigmas del sector.

Escucha de forma activa y respetuosa.  Haz preguntas abiertas.  Opina y mójate con tus respuestas.  Sé recíproco.

(Por cierto, a mi no me gusta la obra de Picasso, pero eso no quita para reconocer sus logros.)

 

En conclusión

Todos somos creativos.

Y nuestra empresa necesita nuestra creatividad.

Sin creatividad no podemos afrontar los grandes retos que la revolución tecnológica está poniendo delante de nosotros.

Para ser creativo tenemos que hacer el trabajo necesario previamente para tener conocimiento y dejar volar nuestra imaginación.

Quizá una fórmula (ya sabes que me encanta la ciencia) para la creatividad pueda ser:

Creatividad = Imaginación x Conocimiento / Creencias limitantes

 

Un saludo y ¡qué tengas una fantástica semana!

Luis

 

Photo by Alex Iby on Unsplash


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Luis Lorenzo | Pequeños Negocios Escalables

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora