09/01/2018 by Luis Lorenzo

Ninguna Idea es tan Importante como la Posibilidad de Compartirla

No soy el primero en hablar sobre la importancia de dar a conocer tus ideas de negocio para comprobar si realmente es buena idea o no.  Ni seré el último.

Aún así, a pesar de todo lo que ya se ha dicho y escrito al respecto, todavía me encuentro emprendedores y empresarios que creen que han encontrado el producto/servicio del año.

Posiblemente sea una gran idea la que tienen… para ellos.  Lo que no significa que el resto de personas, es decir, sus clientes potenciales, también la consideren así.

La historia de la evolución humana demuestra que gracias a grandes hombres y mujeres que compartieron sus ideas con los demás hemos podido llegar hasta donde estamos ahora.  Con sus cosas buenas y malas.

Muchos sabemos que sólo una idea no tiene valor en sí misma si no se consigue llevar a la práctica.  Y esto es lo realmente difícil y que pocas personas pueden conseguir.

Pocas personas tienen la capacidad de sacar esa idea adelante y convertirla en un modelo de negocio productivo y rentable.

Y menos son los casos en los que esos dos perfiles, el ideólogo y el ejecutor, coinciden en una misma persona.  Aunque haberlos haylos, como las meigas.

Así que para saber si nuestra idea es buena de verdad y, de ser así, ganar dinero con ella, tenemos que compartirla.

Compartirla con el público en general para que nos den sus opiniones sobre ella.  Aunque no sean clientes potenciales, siempre es interesante saber lo que opinan otras personas.

Esto no quiere decir que hagamos caso de todas las opiniones.  Tenemos que escucharlas, analizarlas y decidir qué hacemos con ellas:  asumirlas, modificarlas o rechazarlas.

Compartirla con profesionales para que conocer su opinión sobre la viabilidad de la idea como negocio.

Esto no quiere decir que debamos asumir sus opiniones como ley.  Nos darán una visión profesional de lo que ellos ven.

No todos van a tener la capacidad de compartir nuestra visión.

Esto no significa que pensemos que todos están equivocados y que sólo nosotros hemos visto la luz.

Aunque sí que es cierto que hay algunos ejemplos de estos visionarios que han ido contra todos y han ganado, debemos asumir que posiblemente nosotros no seamos uno de ellos.

 

Haz Equipo

No todos van a compartir nuestra visión.  Pero de entre la mayoría, si nuestra idea es realmente desarrollable, habrá alguno que sí quiera y pueda colaborar con nosotros.

También se ha publicado y dicho mucho sobre los componente que debemos elegir para integrarse en nuestro equipo.

Normalmente nos dicen que tienen que ser personas con perfiles profesionales complementarios a los nuestros.

Si se nos da bien desarrollar productos o ejecutar servicios, quizá un vendedor.  O alguien para realizar y ejecutar el plan de marketing. O… en fin, son muchos los perfiles que se necesitan en una empresa.

Piensa detenidamente cuál es el perfil de profesional que realmente necesitas y búscalo.

Pero existe algo más que tenemos que buscar en esas personas además de que nos complementen en el equipo.

Algo que para mi es mucho más importante.

Buscar personas que nos complementen en nuestra forma de pensar.  Personas que piensen distinto a nosotros.

Personas inteligentes que tengan el valor de exponer sus ideas contrarias a la corriente general de pensamiento del grupo.

Esta es la verdadera aportación de valor de un grupo multidisciplinar.  Personas que piensen distinto, porque como dice José María Cardona Labarga:

Donde todos piensan igual, nadie piensa mucho.

Debemos buscar personas que nos lleven la contraria.  Que tengan una visión del negocio distinta de la nuestra.

Que partan desde su verdadera aportación de valor a la empresa liderando su área de trabajo y que también aporten valor con sus opiniones al resto del equipo.

Sí, estoy hablando de crítica a los demás.  Pero de crítica constructiva y positiva, que no necesariamente significa aduladora.

 

Lucha de Egos

Esto de la crítica hacia otros componentes del equipo es tu tema conflictivo.  Muy escabroso pero creo que necesario, que sólo podrá salir adelante si los integrantes del equipo son personas realmente inteligentes.

En mi opinión una persona inteligente es aquella que, entre otras muchas cosas, es capaz de escuchar, asumir y digerir, que otra persona del equipo le juzgue y dé su opinión contraria.

Como decía antes sobre las opiniones de las personas, que otro compañero nos dé su opinión sobre algo que cree que estamos haciendo mal no significa que debamos asumirlo.  Tenemos que analizar si tiene razón o no y actuar en consecuencia.

Este compañero nos está compartiendo su idea.

Debemos controlar nuestro ego e, igual que aceptamos opiniones externas o de personas que consideramos superiores a nosotros, también debemos aceptar opiniones internas de nuestros compañeros.

Es cierto, que la línea entre la crítica constructiva y la negativa es muy fina y que, además, es un límite que está en constante movimiento, como las mareas.  Unas veces sube y otras baja.

¿Quién tiene la autoridad moral para hablar del trabajo de un compañero y expresar en voz alta que, creemos, se podría mejorar?

Buena pregunta con difícil respuesta teniendo en cuenta que no somos perfectos y que a nosotros también nos van a decir cosas a mejorar.

Para que el equipo pueda crecer es necesario que cada integrante sepa tanto lo que hace bien como lo que hace mal.

Y tenemos que aceptar esa crítica, digerirla, analizarla y sacar conclusiones.

Para esto tenemos que ser extremadamente sinceros con nosotros mismos y aceptar que no somos como creemos ser.  Que tenemos una imagen extremadamente idealizada de nosotros mismos.

Partiendo de esta aceptación de nosotros será cuando podamos empezar a crecer como profesionales y como personas.

 

Un saludo y ¡qué tengas una gran semana!

Luis

 

Imagen de rawpixel.com

 


 

¿Tienes Estrategias para Poner al Cliente en el Centro?

Puedes incrementar el servicio, la productividad, el conocimiento, el cambio y la rentabilidad de tu empresa.  Te ayudo a identificar lo que añade valor a tus procesos, a tus productos y servicios y potencia el trabajo de tu equipo.

 

Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras.

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

Luis Lorenzo | Pequeños Negocios Escalables

Si te ha gustado, suscríbete a mi boletín para recibir todas las semanas más consejos e ideas directamente en tu bandeja de entrada.

Y de regalo, un eBook GRATIS con las primeras claves para que pongas al cliente en el centro de tu estrategia.

Odio el spam tanto como tú. Sólo te envío contenido de valor.

Suscríbete ahora